jueves, marzo 24, 2005

Una concejalía muy, muy paranormal

Los rescoldos de Bélmez siguen activos. Aún esperamos por los supuestos análisis que tres laboratorios no identificados estarían realizando de algunas muestras de las teleacuarelas jiennenses. Es uno de esos auténticos misterios que se producen en el mundo paranormal y platillista. Aún recuerdo el pretendido análisis que Juan José Benítez estaría realizando de las fotos de los misiles Poseidón observados desde Canarias el 5 de marzo de 1979, una vez que Ballester Olmos y yo le dimos la puntilla al caso en un artículo publicado en la Revista de Aeronáutica y Astronáutica. Palabras al viento.

¿Que no hay resultados aún de los análisis de las pinturas de Bélmez?; ¿cómo es eso? El mayor descubrimiento científico de la historia y aquí estamos esperando aún, como si se tratase de un puto análisis de sangre traspapelado? Olvidémonos de los laboratorios y vayamos a la plaza pública, que es donde en realidad se ventilan los asuntos paranormales, al calor de cuchicheo y del carisma irracional de los abiertos de mente y de los cultivadores de perlas magufas. La plaza pública es, es esta ocasión, nada menos que la Casa de Cultura del Ayuntamiento alicantino de Monforte del Cid, y la propia Concejalía de Juventud del citado municipio. A la concejala no se le ha ocurrido otra cosa que ceder un centro de cultura al SEIP, la congregación de "parapsicólogos" y astrólogos más dicharachera del barrio paranormal español, al menos en los últimos tiempos, para que ofrezcan un panorama de su universo de creencias mágicas e irracionales, para que la juventud se cultive, en suma.

En la lista de correo electrónico Charlatanes se ha preparado esta carta, que será enviada a todos los medios de comunicación que se considere oportuno. Puede firmarla quien quiera enviado sus datos (nombre, número de DNI y profesión) a esta dirección: pensamientocritico@gmail.com Se agradece su máxima difusión, en blogs y páginas web, incluso entre conocidos y familiares. Hay muchas personas a las que, probablemente, no les resulte agradable que el dinero de un Ayuntamiento se gaste en semejantes representaciones. Esta es la misiva:
_____________________________________

Carta abierta
Sra. Alcaldesa de Monforte del Cid,
Dª Antonia Cervera Carrasco

Quienes suscribimos deseamos expresar nuestro desacuerdo por la utilización de bienes, instalaciones y personal públicos en la promoción de las pseudociencias y de la superstición disfrazada de investigación con la realización de las "Jornadas S.E.I.P. de parapsicología", a celebrarse en la Casa de la Cultura de Monforte del Cid el 1º de abril.

Consideramos que es responsabilidad de las autoridades electas democráticamente el no promover creencias extravagantes, especialmente si desvirtúan los hechos y pretenden hacerse pasar por cultura o ciencia. Usted, como Presidenta de la Comisión de servicios sociales de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, debería tener presente que los servicios sociales implican la difusión de información sólida, la promoción

de la razón y de la capacidad crítica y cuestionadora de los ciudadanos, no la celebración de reuniones esotérico-mágicas que suelen tener el objetivo último de vender diversos materiales y captar adeptos.

El que estas jornadas sean coorganizadas por la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento da una lamentable carta de legitimidad a prácticas opuestas a su responsabilidad de dar a los jóvenes información legítima, opciones razonables y armas para enfrentar los retos del mundo real. Y ello sin considerar el descrédito público que enfrenta una administración pública al vincularse estrechamente a la promoción de afirmaciones paranormales extravagantes.

El que los beneficiarios de estas jornadas publicitarias y otros vendedores de misterios se digan científicos, afirmen hablar en nombre de la ciencia, simulen que disponen de "conocimientos", o se finjan víctimas o "nuevos Galileos incomprendidos" no pasa de ser una argucia de ventas para sus servicios y productos como si fueran "conocimientos reprimidos" en lugar de fantasías indemostradas, ya que no cuentan con reconocimiento académico, universitario ni científico, ni con estudios serios sobre sus afirmaciones, ni credibilidad fuera del mundillo del "misterio". A cambio, muchos vendedores de creencias paranormales sí ostentan titulaciones inexistentes y afirman falsamente ser miembros de organizaciones científicas para darle credibilidad a los productos y servicios que ofrecen.

Consideramos que el Excelentísimo Ayuntamiento de Monforte del Cid tiene la responsabilidad ética, política y humana de:

1. Aclarar si el Ayuntamiento promueve, acepta o utiliza en su gestión cotidiana la adivinación, la comunicación con espíritus y la magia que promueve con estas jornadas, es decir, si la labor de gobierno que ejerce y su toma de decisiones se rigen por las creencias en lo paranormal.

2. Exigir que los beneficiarios de esta actividad publicitaria cubran en su totalidad los gastos que pudieran haber causado al Ayuntamiento y a cualquier otra entidad pública.

3. Promover y realizar una actividad de igual o mayor alcance y difusión, con genuinos científicos, divulgadores, docentes e investigadores, que aborden la importancia del pensamiento racional en nuestra vida diaria y la necesidad de ser críticos con las afirmaciones extravagantes de todo tipo, y al mismo tiempo que informen al público de los mecanismos del engaño empleados por los vendedores de misterios, para ayudar a evitar que la ciudadanía caiga en los habituales engaños del ocultismo. Sería una oportunidad de presentar de manera entretenida datos claros acerca de las mentiras, engaños y falsedades del ocultismo en todas sus vertientes, los alcances del negocio de lo paranormal, y, en general, la crítica al oscurantismo anticientífico y su manipulación interesada de los hechos, crítica que sí ocultan y censuran los promotores del esoterismo más basto.
______________________________________

Que les aproveche. Las jornadas de parapsicología, tabla oui-ja, astrología y demás quedan que ni pintadas (no lo digo por...) este año. En el fondo, el Quijote, la teoría de la Relatividad, Julio Verne y Hans Christian Andersen son gilipolleces pseudoculturales. ¡Bravo por la imaginación de los responsables del Ayuntamiento! Otro día les hablo de unas jornadas que se celebran en el municipio tinerfeño de La Matanza de Acentejo, que también recibieron su cartita, y no para los Reyes Magos, precisamente (aunque podrían haber sido invitados, dado el nivel de realidad de algunos de los temas tratados).

viernes, marzo 11, 2005

Noticia esperanzadora

Así titulaba hace algunos días el bioquímico y divulgador científico de la ULL José María Riol Cimas en la lista de distribución de correo electrónico Esceptican su comentario en torno a la noticia que difundió RNE-Radio1, en la que se aseguraba que el Ayuntamiento de Agüimes (Gran Canaria) denunciará ante los tribunales a aquellas cadenas de televisión locales que emitan programas de cartomancia y adivinación en general, y que cobran sus llamadas mediante líneas telefónicas 806 y similares.

Quizá sería conveniente poner entre interrogaciones el título de esta entrada, ya que desconocemos en este momento la auténtica razón de esa decisión del consistorio grancanario. Ojalá no se traté exclusivamente de una maniobra en pro de la buena imagen del ayuntamiento, y parta de una auténtica preocupación por la educación y el buen gusto televisivo, algo que desconocen las locales en la inmensa mayoría de los contenidos de la parrilla de programas. Al margen de ello, la imagen de ese ayuntamiento saldría beneficiada, sea o no esa su intención, o cualquier otra que me reservo para no parecer inoportunamente desconfiado. Esta denuncia también puede caer en saco roto: son conocidos los particulares condicionantes que deben producirse en el trato entre un desvergonzado adivinador y su cliente para que dé lugar a un delito punible. La ley presupone el conocimiento del escenario, la retórica y las buenas intenciones del experto tarotista por parte del cliente (lo cual es mucho suponer), y que éste acude movido por una decisión voluntaria, propia y en cierto modo racional (lo cual es suponer aún mucho más, hasta volver ridícula la interpretación de la normativa legal en este aspecto). En todo caso, me quedo, y nos quedamos otros escépticos canarios, creo, con la información en bruto: ese supuesto interés manifestado por denunciar la mierda televisiva astro-tarotista. Sería conveniente que otros municipios tomaran decisiones similares; por ejemplo, La Orotava, Santa Cruz de Tenerife y San Cristóbal de La Laguna, donde tenemos algunos ejemplos de aduladores del tarot, unos más entrados en carnes que otros, con el pelo más o menos teñido, aquel más bien joven y paradigmáticamente baboso en sus formas y dicción, todos más o menos frikies, y siempre con esa capacidad vomitiva, con ese efecto de lavativa mental, y con esa habilidad para disparar potencias de diez de gilipolleces por minuto.

También hay otra noticia verdaderamente esperanzadora: la aparición en el mercado editorial hispanoamericano de un nuevo libro de orientación escéptica sobre pseudociencias. Si en noviembre de 2004 fue Equipo Sirius de Madrid quien puso en las librerías españolas Ciencia y pseudociencias: realidades y mitos, ahora es la editorial portorriqueña Callejón, la que, de la mano del exdirector del radiotelescopio de Arecibo Daniel Altschuler, Joaquín Medín y Edwin Núñez ha comenzado a distribuir en todo el mercado hispano la obra Ciencia, pseudociencia y educación, prologada por un buen amigo de mihterioh de la siensia, el Dr. Carlos Álvarez, profesor de Psicología en la ULL.

Algunos de los temas tratados en el libro son: características del razonamiento pseudocientífico, construcción de hipótesis irrefutables, construcción de argumentos a partir de semejanzas espurias, acumulación cuantitativa de supuestas pruebas como sustituto de su calidad, tendencia a subestimar la probabilidad de las coincidencias, tendencia a percibir orden en arreglos aleatorios, propensión a ignorar pruebas desfavorables, propensión a descartar hipótesis alternativas, la Astrología como pseudociencia milenaria, la creencia en extraterrestres, etc.; es decir, un auténtico tratado sobre razonamiento magufo, una obra que deberían leer y estudiar la inmensa mayoría de los ufólogos, los criptozoólogos y el resto de la fauna pseudocientífica que pulula en las radios, televisiones y prensa de toda España.

El libro estará disponible próximamente en la librería Iberoamericana de Madrid. (91-429 35222), y también puede ser solicitado a Elizardo Martín edicionescallejon@yahoo.com Le deseo un excelente número de ventas, y que cunda en su labor educativa. Pero no va a ser esta la única novedad editorial escéptica a lo largo de este año. Estén atentos.

Y para qué les voy a contar más... Si quieren enterarse de la nueva trastada que el equipo de Tercer delirio, de la cadena SER, ha perpetrado, ahora en la persona de Ángel Carretero y su libro en el que hace papilla el caso de los extraterrestres de Conill (Cádiz), lean la nota que Gerardo García-Trío subió a Bajo el volcán, y así pasarán una tarde con humor y alegría de la vida. O asómbrense aquí del ofrecimiento que el mayor fan de James Randi, el sacapasta Uri Geller, ha hecho a la localidad inglesa de Carlisle para librarla de todo mal relacionado con un pedrusco encabronado. A mí, por hoy, no me queda más que tomarme un santateresacola.