domingo, marzo 23, 2008

Cosmos y psique

El pasado miércoles 19 de marzo El País publicó en la sección de cultura una reseña Cosmos y psique (Atalanta, Madrid, 2008), del filósofo norteamericano Richard Tarnas. El título es atrayente, al margen de que parezca más propio de un obra decimonónica con afán de explicación total. Bueno, algo hay de eso, de pretensión de explicación total, lo que resulta sospechoso. La sospecha se convierte en certeza cuando uno se entera de que es un libro de Astrología.


Que Tarnas intente convencer al lector de que los planetas del Sistema Solar influyen en los acontecimientos humanos no debe sorprendernos en cuanto averiguamos en la Wikipedia que trabajó diez años en el Instituto Esalen (California), una de las mecas de la New Age desde los años 70. Por eso dice Tarnas en la reseña periodística que "... sólo ha podido embarcarse en este proyecto por enseñar en esa zona (que no se indica), donde hay menos prejuicios académicos". Vamos, quiere decir que en Esalen no le pidieron nunca una demostración científica de sus mega-extraordinarias afirmaciones. ¡Qué bien habría quedado un artículo sintético de sus revolucionarias propuestas en Nature, en Science o en Astrophysical Journal! Pero claro, estas son unas revistas llenas de prejuicios académicos, conservadoras, donde las ideas atrevidas están prohibidas, y donde se limitan a un permanente recordatorio de lo evidente, como si de escolásticos que adoran a Aristóteles se tratara.

Un ambiente progresista y aperturista, en cambio, te permite asegurar que

.. el día que Jimi Hendrix arrasó ante las multitudes con su forma heterodoxa de tocar la guitarra y el día que Viena se rindió a los pies de Beethoven por la hondura de sus conciertos de piano los planetas estaban alineados de la misma manera.

Y yo me pregunto: ¿fue un solo día el tiempo que arrasó Hendrix y su guitarra? ¿Podríamos encontrar alguna aparente relación cuantitativa entre los acontecimientos citados y el número de moscas cazadas por arañas en la Selva Negra? ¿Y entre los días de triunfo en concierto de Hendrix y el aumento de goles en la siguiente jornada de la liga de fútbol española? Ustedes pueden seguir haciendo preguntas similares...

Esta forma de relación que Tarnas detecta no es causal, sino

... una manera distinta de ver las cosas que nos permita reconciliarnos con la naturaleza.

Bien, nunca hemos dejado de estar reconciliados con la naturaleza. Somos producto de ella, y no podemos, so pena de dejar de ser humanos, dejar de estar conciliados con ella. Compartimos la bioquímica fundamental con los robles, las jirafas y los paramecios. Somos naturaleza. Otra cosa es que nuestro modelo de desarrollo tecnológico esté afectando a la biosfera, pero introducir una falsa creencia, mayoritariamente abandonada, en nuestra vida no nos va a ayudar a reconducir la situación.

En la contraportada del libro podemos leer:

Presenta un coherente desafío a la hipótesis de fondo de la visión moderna de un mundo inanimado e inconsciente, vacío de todo propósito y sentido, donde lo real es sólo aquello que puede ser cuantificado. Tarnas demuestra las contradicciones de esta visión restrictiva del mundo y presenta una perspectiva "cualitativa" y arquetípica

Como si de un René Guénon redivivo se tratara, Tarnas recupera el discurso de la philosophia perennis como salvavidas del desorden y la falta de sentido. Pero no se vayan, que ahora viene el segundo plato:

Señala una correlación entre los movimientos planetarios del cosmos y las experiencias arquetípicas del ser humano.

Como postre, les valdrá la cita de C. G. Jung que abre el libro:

Nuestra psique está formada en armonía con la estructura del universo y lo que sucede en el macrocosmos sucede igualmente en los rincones infinitesimales y más subjetivos de la psique
En: Recuerdos, sueños, pensamientos

Ahora, hagan la digestión. Si se les hace pesada, aquí tiene un poco de bicarbonato.

Estas supuestas novedades que Tarnas presenta en su libro son tan viejas como las más antiguas especulaciones cosmológicas. Son pensamiento esotérico o mágico. La relación entre el cosmos y el ser humano es uno de los mitologemas básicos del esoterismo, según las herramientas heurísticas que Antoine Faivre (1) propuso para introducir algo de orden en estudio de las tradiciones cosmológicas y antropológicas pre-modernas. En este caso se trata de la creencia en las correspondencias entre todas las partes del universo, entre lo pequeño y lo grande. Todo se convierte en símbolo, en misterio que guarda una revelación que puede ser decodificada y comprendida. Tanto Jung (arquetipos y sincronicidades) como ahora Tarnas han hecho suya esta creencia. En el caso de la Astrología, la correspondencia tiene lugar entre los planetas y los seres humanos o las sociedades.

Esta correspondencia tiene su fundamento en la noción estoica de la heimarmene (Fatalidad, Destino, Hado). El mundo es uno y material (monismo materialista), para los estoicos antiguos (Zenón, Cleantes..., s. III a.C.) y está más allá de nuestra capacidad de influir en él, aunque las leyes divinas que lo gobiernan pueden ser racionalmente entendidas. Entre ellas, la de causalidad es fundamental para explicar el cosmos. Nada es sin una causa, cada acontecimiento se halla causalmente conectado a otro, y por cuanto el universo es uno, todo tiene relación con todo. Esta relación estructural, ineludible, es la heimarmene, la clave que explica la regularidad del cosmos entendido como sistema dinámico de fuerzas, semejante al de un organismo vivo y autoconsciente (ésta sería otra de las facetas del pensamiento esotérico: la naturaleza viva, omnipresente en los discursos nuevaerísticos, y que Tarnas parece sugerir cuando nos aconseja una nueva relación con el universo animado y con sentido basada en el conocimiento de la conexión cósmica como solución para los problemas medioambientales).

En definitiva, todo parece indicar que Richard Tarnas nos presenta una vieja superstición empaquetada en términos posmodernos (aunque la cosmovisión de Tarnas no sería posmoderna desde que nos habla de un sentido, una orientación fuerte y crea un gran relato de interpretación global) tomados de la psicología transpersonal y de la semi-religión jungiana como si fuera el desvelamiento definitivo que nos orientará en este siglo. Y todo en 824 páginas que valen 37,98 euros; nada menos.

El editor nos amenaza con la próxima publicación de la traducción de una obra previa del mismo autor.


(1) Véase la introducción a Modern Esoteric Spirituality. Antoine Faivre y Jacob Needleman (eds.). Crossroad, New York, 1992.

martes, marzo 18, 2008

La "desclasificación chilena" de Iker

Fantasmadas a porrillo:

Léanlo en el blog La Nave de los Locos:

http://navelocos.blogspot.com/2008/03/iker-jimnez-y-la-desclasificacin-que-no.html

sábado, marzo 15, 2008

La telepatía no existe

El 7 de febrero de 2008, en El cultural de El Mundo, el catedrático de Fisiología de la Complutense Francisco Mora se refirió a la inexistencia de la telepatía. Después de 75 años de experimentación en diversas universidades nunca se han obtenido resultados conclusivos, asegura Mora, que también es autor entre otros libros, de Neurocultura, en el que ofrece una explicación accesible del desarrollo científico multidisciplinar sobre las bases neurológicas de la cultura (arte, religiones, ciencia, filosofía).

Mora asegura que las técnicas de registro de la actividad cerebral por resonancia magnética han demostrado que la telepatía no existe, y explica brevemente un experimento (del que no cita referencia, seguramente porque el formato del artículo no se lo permite; sería de agradecer que quien tenga la referencia la indique en esta entrada) con personas muy afines emocionalmente, incluso gemelos univitelinos. Colocados los sujetos en situaciones controladas, no hubo respuesta cerebral alguna cuando el experimento de transmisión de información de imágenes fotográficas se puso en marcha. Ningún área cerebral del sujeto receptor registró actividad alguna propia de áreas sensoriales o asociativas. Tampoco hubo respuesta cuando al emisor y al receptor se les mostraba la misma imagen al mismo tiempo. ¿Qué nivel de acierto hubo en este experimento?: de las 3.687 respuestas emitidas por los receptores éstas no coincidieron con las emitidas por los emisores en más del 50%. Ni siquiera se registraba actividad cerebral significativa cuando los aciertos se producían al azar.

La telepatía es una de esas "capacidades" míticas de la mente humana, una creencia como otra cualquiera de las del tipo "sobrehumano", la manifestación de un deseo de conexión y simpatía con el otro. Podríamos situarla en un estadio previo o primitivo respecto a la sincronicidad (la ocurrencia de sucesos fortuitos pero supuestamente conectados por una relación subyacente). Quiero decir en un estadio previo cultural o lingüístico: a la telepatía normalmente no se le otorga más importancia que su propia ocurrencia -que no es poca para el creyente-, mientras que la sincronicidad indica al creyente que hay un orden oculto, una relación estrecha y significativa entre hechos aparentemente no conexos. Por ello, la telepatía podría interpretarse como un caso de sincronicidad (al tratarse de dos eventos conectados que tienen lugar en el cerebro de dos sujetos), en particular para aquellos iniciados en la subcultura alternativa New Age y en la corriente jungiana de esta gran fábrica de paradojas.

Por supuesto, ambas manifestaciones de lo "oculto" o "misterioso" son creaciones culturales, y para dar cuenta de ellas no es necesario recurrir a terrenos situados más allá de la realidad perceptible por cualquier hijo de vecino, en cuanto que son producto de la capacidad de extenderse de nuestros memes , en particular aquellos que se refieren a las capacidades cerebrales míticas, en forma de juegos del lenguaje.

martes, marzo 11, 2008

Ciencia y pseudociencias, octava edición

Este año cumple ocho ediciones. La nueva comienza el próximo día 27 a las 17:00 en el aula "Tomás y Valiente" de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Laguna.


Aquí tienen la web de curso y el programa completo, con patrocinadores y entidades colaboradoras.

Y aquí un primer comentario periodístico.

¡Es la nave escéptica del misterio! ;-)

Que aproveche.

jueves, marzo 06, 2008

Desclasificando...

Una entrevistita me que me hicieron ayer mismo para Crónicas del misterio. Trata sobre uno de los temas de los que más gilipolleces se dijeron en los años 90.

Y ahora, una bonita imagen. No se sabe muy bien si tiene relación con el tema tratado en la entrevista:


¿No les produce risa?

sábado, marzo 01, 2008

Borraz, crítico ufológico-cinematográfico

Manuel Borraz, crítico comedor de niños y explicador de 'casos ovni' , fue recientemente a ver una película de intriga, emoción y dolor de barriga. Parece que la peli es mala y bastante tonta, pero tiene la peculiaridad de asustar a los niños, incluso a los niños de treinta y pico años.

Aquí les pego la crítica cinematográfica, publicada inicialmente en la web de la Fundación Anomalía:

------------

La desclasificación... ¿es un fraude?

A la vista del enésimo intento de algunos por desacreditar con argumentos absurdos el proceso de desclasificación de los informes sobre ovnis del Ejército del Aire español, traemos a colación la siguiente crítica cinematográfica:

He ido a ver la película porque anunciaban una historia fantástica basada en hechos reales, con Willy Smith en el reparto (a no confundir con el Will Smith de Men in Black). Pero es la típica historia de cómo una amistad se ve echada a perder por la fe, un drama psicológico. El argumento no es muy original y la película se hace algo pesada, por reiterativa. Es un continuo intercambio de cartas que acaba aburriendo a cualquiera.

Cuento el argumento, por encima.

Resulta que los fieles de la Iglesia del Santísimo Platillo veneran unos pergaminos secretos que guardan celosamente bajo siete candados los Custodios de las Escrituras Sagradas. Smith recibe carta de un amigo de ultramar que ha conseguido que los custodios accedan, por fin, a entregar los pergaminos. Ya le han mostrado algunos y se ha dado cuenta de que las Escrituras no son tan sagradas como las pintaban. Smith promete ayudarle a aclarar el misterio. Pero su amigo acaba poniendo en cuestión algunos de los pergaminos más venerados. Encuentra indicios y pruebas de que no son de origen divino, sino que son obra de autores terrenales como Abimael Globocnes o Jeremías Venus..., autores que la Iglesia del Santísimo Platillo ha considerado siempre como encarnaciones del Maligno.

Smith piensa que su amigo está comenzando a perder la fe y, a lo largo de la película, intentará por todos los medios que vuelva a recobrarla. Con el tiempo, ve en él síntomas de posesión que achaca al influjo de sectas satánicas. Finalmente, en vista de que todos sus esfuerzos son inútiles, decide que si no puede salvarlo se dedicará a destruirlo. Así, acaba denunciando a su amigo ante los sumos sacerdotes, que llevan tiempo ocupados en una caza de brujas contra los herejes que profanaron las Escrituras Sagradas antes de ser entregadas por los custodios.

Parece que los sumos sacerdotes de la Iglesia del Santísimo Platillo estaban enfurecidos porque los custodios, muchos de ellos infieles, cometieron el sacrilegio de librar algunos de los pergaminos sagrados con una nota grapada donde se tomaban la libertad de poner en duda el origen divino de los escritos.

Dejo lo peor para el final: nos amenazan con más secuelas...

Manuel
Cahiers du Cinéma


-------------

Sobre la misma película puede leer otro comentario interesante en este enlace.

Mientras, el blog Espacio exterior reproduce otro de esos artículos de Borraz en los que autopsia algún producto de la mala imaginación mediática de los fabricantes de misterios.

Y como en esta entrada me dedico a hacerme eco del esfuerzo de otros porque los majaderos, los sacacuartos y otras especies de magufolandia no queden impunes, impunes en el reino de las ideas, en el reino de los memes que todos llevamos inserto en nuestro coco, no se pierdan la entrada (y las anteriores) que El retorno de los charlatanes dedica a un peligroso personaje de esos que se dedican recetar inyecciones y basuritas a sus conejillos de indias a precio de oro, cosas alternativas, vamos... Según comenta el autor, entre los afectados de esta pieza que vive en Galicia se encuentra gente de Canarias. ¿Se hará eco de esta mierda algún promotor local de las alucinaciones terapéuticas New Age o se callará como un zorro?