lunes, abril 28, 2008

Petición sobre el control del mercado de actividades esotéricas

En la actualidad los consumidores españoles se encuentran prácticamente indefensos frente a los fraudes cometidos por supuestos curanderos, videntes, adivinadores y otros profesionales de los "servicios paranormales". La futura incorporación al Derecho español de la Directiva 2005/29/EC, relativa a las prácticas comerciales desleales, vendrá a paliar en parte esta situación. Solicitamos apoyos para medidas complementarias que garanticen al consumidor el no ser víctima de un fraude.

En la actualidad los consumidores españoles se encuentran prácticamente indefensos frente a los fraudes cometidos por supuestos curanderos, videntes, adivinadores y otros profesionales de los "servicios paranormales". La legislación vigente considera estas prácticas como arrendamientos de servicios en los que no hay por qué garantizar ningún resultado, y en los pocos casos que por su gravedad llegan hasta la Justicia penal es frecuente que los Tribunales absuelvan a los acusados basándose en que las víctimas, con su credulidad, contribuyeron al éxito del engaño.

La futura incorporación al Derecho español de la Directiva 2005/29/EC, relativa a las prácticas comerciales desleales, vendrá a paliar en parte esta situación, ya que obligará a los vendedores de supuestos servicios "psíquicos" o paranormales a que adviertan previamente a sus clientes que sus prácticas no tienen aval científico alguno y deben ser tomadas como un simple entretenimiento. Más aún, en caso de conflicto permitirá que los Tribunales les exijan que sean ellos quienes demuestren que poseen los poderes, facultades y habilidades que ofrecen, en lugar de ser sus víctimas quienes se vean obligadas a demostrar que han sido objeto de un fraude.

Consideramos, sin embargo, que estas medidas no son suficientes. No debemos olvidar que en la mayoría de las ocasiones las víctimas de estos fraudes se resisten a denunciarlos por temor a las dificultades de un procedimiento judicial, por la escasa cuantía de lo defraudado o, simplemente, por la vergüenza que supone reconocer que hemos sido objeto de un timo. Por otro lado, aunque la nueva normativa facilitará en muchos casos que las víctimas reclamen la devolución de su dinero, los culpables seguirán sin recibir castigo alguno por su conducta, salvo quizá alguna sanción administrativa, y podrán seguir practicando impunemente sus actividades.

Respetamos absolutamente la libertad religiosa y de creencias, pero también creemos que los Poderes Públicos deben proteger y amparar a los ciudadanos ante los fraudes cometidos aprovechando y abusando de dichas creencias.

Por lo tanto, los firmantes de esta petición exigimos a las autoridades legislativas y ejecutivas de ámbito nacional y autonómico:

1.- La inmediata transposición al Ordenamiento Jurídico Español de la Directiva 2005/29/CE, especialmente urgente si tenemos en cuenta que el plazo que la propia Directiva establecía para su incorporación al Derecho interno de los Estados miembros finalizó el 12 de diciembre de 2007.

2.- La adopción de cuantas modificaciones legislativas sean necesarias para la prevención, persecución y adecuado castigo de los fraudes perpetrados aprovechando las creencias religiosas o paranormales de las víctimas, incluyendo la reforma del Código Penal con el fin de considerar como constitutivos de estafa aquellos fraudes cometidos aprovechando la credulidad de las víctimas.

3.- La aplicación de políticas activas de prevención de este tipo de fraudes, incluyendo la realización de inspecciones, el control de la publicidad engañosa o desleal, y la creación de procedimientos administrativos sencillos y rápidos para la tramitación de denuncias y alertas promovidas por los ciudadanos y las asociaciones de consumidores.

Pueden firmar en este enlace.

lunes, abril 21, 2008

La broma ufológica de Foro coches

La divertida broma que, al parecer, estuvieron a punto de gastarle al amante de oscuridades de Cuatro los domingos por la noche podría haberse convertido en un interesante experimento social espontáneo. Porque, a pesar de que los ovnis sean un mito, una creencia prácticamente ingobernable (pues evoluciona al ritmo que marcan las épocas, las modas, los deseos y los temores de la masa, en estrecha relación con los medios de comunicación y la industria del papel cuché) es posible introducir un cuña y, por un momento, hacer que el mito gire en torno a un centro prefijado. Esto, por supuesto, molesta mucho a los voceros del "más allá" y a los que tienen hipotecado el sentido común en sus producciones mensuales revistiles y otros medios, que sólo duermen tranquilos cuando no se producen injerencias en su casi idílico mercadillo.

En este enlace tienen la noticia; bueno, la no noticia de las luces que llevaron a algunos medios a correr tras su propia sombra.

Las bromas en el terreno de lo paranormal está muy mal vistas. Ya sea por los creyentes, que, como tales, cuanto más encerrados en sí mismos se hallen menos tolerantes serán, ya por los que les administran los sacramentos correspondientes en forma de noticia acojonante olvidada al día siguiente, refrito de patrañas y majadería recalentada en el cerebro de novelista venido a menos, las bromas, tanto en su esencia como en sus accidentes (¡copón!) son como carcoma en la madera de los mitos y, paradójicamente, como aguafiestas en la fiesta permanente del "pensamiento alternativo" (sea eso lo que sea), los misterios misteriosos y la desfachatez generalizada de astro-paranor-ufólo-cuántico-sanadores y demás expertos en palabrería hueca.

Algunos ejemplos de escoceduras, golondrinos y otros dolorosos abscesos, concretamente en el mundillo ufológico, son:

- El proyecto Iván

- El proyecto Magonia

- E, históricamente en medio de los dos y sin proponérselo, la novela de Javier Esteban Bases de OVNIs en la Tierra.

Los tres aportaron importantes enseñanzas sobre la naturaleza de Ovnilandia.

En 1987, mientras otros se dedicaban a vender motos en forma de platillos volantes, Ballester y Fernández se preguntaban en la Enciclopedia de los encuentros cercanos con OVNIs por un hecho al que denominaban modulación social de las oleadas. Se referían con ello a la influencia de los medios de comunicación y de noticias puntuales muy difundidas en los testimonios de observaciones extrañas posteriores, a su capacidad para generar relatos, para motivar al público a estar atento a los cielos y para aumentar la probabilidad de que cualquier estímulo que en otras condiciones pasaría desapercibido sea interpretado como algo extraño, todo ello pasado por el filtro de las creencias previas y de lo que socialmente se considera plausible. Este proceso tenía como resultado, en sus buenos tiempos, una avalancha de testimonios, dando forma a una oleada.

Por esta razón, lo más interesante de la ocurrencia de Foro coches habría sido que esas falsas informaciones hubiesen producido testimonios "auténticos" de individuos que recordasen haber visto algo raro la noche en cuestión, algo a lo que entonces no prestaron atención, algo trivial a lo que ahora dotan, en su recuerdo, de características extrañas. ¿Tiene alguien noticias al respecto? (en los comentarios que han ido dejando en la entrada de Magonia relacionada con este asunto aparecen algunos testimonios).

Habría sido muy interesante que el programita de los domingos cuatreros se hubiese hecho eco de la avalancha de testimoniosquenoshablandeunmisteriorealquelodigoyo
conmicaradeasombradofingida. Y luego, el destape de la verdad. Bueno, no sería la primera vez, pero como hay veto eterno a la vergüenza la cosa sigue como siempre.

Animo a que los bromistas afilen su imaginación, pero no sólo en relación con los ovnis, sino con todos los temas "misteriosos" susceptibles de ser objeto de bromas y de poner a prueba la incansable labor de campo y playa de los hinbestigadores. Nada más sano que comprobar la salud de los medios y su capacidad para contrastar las fuentes, o para poner en evidencia la interesada y novelesca visión de la realidad de los capos del misterio.

Ya ven en lo que quedaron esas luces amarillentas o anaranjadas que viajaban a toda velocidad en forma de zigzag. Felicidades a los miembros de Forocoches.

domingo, abril 20, 2008

Ciencia y pseudociencias en La Opinión de Tenerife

Publicado hoy en La Opinión de Tenerife (Santa Cruz de Tenerife), 20 de abril de 2008.

sábado, abril 19, 2008

Contra el optimismo cósmico

Los astrónomos, que a veces ven realmente un horizonte alejado de la tierra, dan a entender que la gota que supone la vida en el mundo carece de importancia ante la totalidad del inmenso océano del devenir y del perecer: que hay astros, de los que nada sabemos, que presentan caracteres análogos a los de la tierra para generar vida, que son muy numerosos, aunque, en realidad, no pasen de ser un puñado pequeño en comparación con el infinito número de planetas en los que no se dio el primer impulso de la vida o que se han curado de él desde hace mucho tiempo; que la vida en cada uno de esos astros, comparada con la duración de su existencia, ha sido un instante, un relámpago seguido de larguísimos espacios de tiempo; y que, en consecuencia, la vida no es el objetivo ni el fin último de la existencia del universo.

Friedrich Nietzsche
El caminante y su sombra (1874)

martes, abril 15, 2008

lunes, abril 14, 2008

Monstruos

Reseña del libro de Eduardo Angulo publicado por 451 Editores en 2007.

Publicada en Diario de Avisos (Santa Cruz de Tenerife), 12 de abril de 2008, suplemento El Borrador.

viernes, abril 04, 2008

Heterodoxos

Una característica fundamental de los cultivadores de majaderías ocultistas mediáticas (apariciones, teleplastias, premoniciones, videncias, psicofonías, islas misteriosas y resto de dogmas inamovibles) es la de disfrazarse siempre que pueden de científicos, y además, si son lo suficientemente fantasmas, de científicos de vanguardia. Pero normalmente les basta que ser tomados por científicos a secas; por tal motivo, se enfundan un chaleco multibolsillos, adoptan una pose que hace las delicias de los habilidosos en la lectura en frío y, a veces, emplean un ridículo lenguaje cientifista (cuando en realidad son periodistas o aficionados que prefieren fabricarse una realidad alternativa antes que demostrar con pruebas alguna de las paridas que sueltan cada semana). Pero la ciencia es muy exigente: no vale con el primer chispazo neuronal que a un misteriófilo se le produce después de exprimirse la mollera media hora, sopesando cómo engatusar a los cráneos cuyo cerebro anda en busca y captura. Realmente, hay una alta probabilidad de que esta ocurrencia sea un plagio, un montón de chorradas de campeonato o un chiste involuntario.

En el caso que aquí considero, se trata de un chiste involuntario, porque ya me dirán ustedes si no es para partirse de risa que unos periodistas especializados en paranormaleces se premien a sí mismos, o los premien, o lo que sea por ser representantes del "pensamiento heterodoxo".

Benito Arias Montano, el humanista del siglo XVI que han usado para bautizar esos premios, estaría revolviéndose en tu tumba si pudiese, pero ni él nadie puede revolverse ni su tumba ni en parte alguna una vez fallecido. Somos la gente de carne y hueso los que podemos revolvernos en este trozo de tierra esférica. Los premios que llevan su nombre pretenden reconocer "el rigor en el estudio y difusión del pensamiento iconoclasta" (sic). Toma ya.

Ahora no quieren hacer ciencia, ni reclaman a quienes la practican un hueco para representar su teatrillo (me da absolutamente igual que a los saraos paranormales acudan 900.000 millones de personas, si existieran, o el doble); ahora son "heterodoxos". Y va el Ayuntamiento de Valladolid y el Corte Inglés, entre otros, y se lo cree. O hace que se lo cree. Ya se sabe que por la pasta o la figuración algunos fingen creer que el hombre no estuvo en la Luna, que la homeopatía cura algo o que Brian Weiss regresa a sus corderitos-pacientes a otras vidas.

Ese mundillo de remiendos y fruslerías no es heterodoxo ni iconoclasta: está absolutamente normalizado, cuadriculado y acartonado. Es dogmático y ortodoxo en su falsedad repetida una y mil veces, inmune a lo que los creyentes consideran herejía e incapaz de evolucionar en dirección alguna, eternamente dando vueltas en torno a las mismas cosas y casos, a las mismas afirmaciones repetidas hasta la saciedad, en el que cada ejemplo nuevo no puede cumplir otra función que la de sumarse al carro implícito de la creencia grabada a fuego. Es un discurso pobre que va directo a las tripas, juega constantemente con las emociones alimentándolas sin más, sin capacidad para cuestionar ninguno de los lugares comunes heredados décadas atrás. Así que sólo la ausencia de vergüenza y una dosis concentrada de cinismo vendedor de motos puede permitir a los ultra-ortodoxos del misterio de saldo auto-calificarse de heterodoxos.

El acto se abrió con

... un informativo hablando del aterrizaje del OVNI de Voronezh (entonces URSS), durante el 89

Eso es, el fraude infantil de Voronezh (27/9/89), ni aterrizaje, ni rayos desintegradores, ni robots, ni pepinillos en vinagre: una invención infantil influida por cómics, la naciente tolerancia informativa de la ex-URSS y la sorpresa causada en algunos países occidentales como España. Los niños se lo debieron pasar en grande. No han sido los únicos.

El comentarista dice:

No cabía un alma... Aunque tratándose del premio que nos convocaba, acaso hubiera decenas de "entes" incorpóreos

Sí, de los que no hacen pipí ni caca...

¿"Pensamiento alternativo" el de Jiménez del Oso?; no: ortodoxia del mercadeo paranormalista. Durante décadas. Como sus continuadores.

Heterodoxos fueron Tales y Darwin; heterodoxos fueron el Maestro Eckhart y Einstein; heterodoxos fueron Galileo y Wagner; pero no son heterodoxos quienes se limitan interesadamente a perpetuar pseudo-misterios que ya eran viejísimos en los años 60 del siglo pasado, y lo hacen sin atreverse a cambiar una coma, sin tener la valentía de cuestionar lo más mínimo la versión estándar (como no sea para añadir adornos y detalles previamente inexistentes), anquilosada y reseca después de que haya sido exprimida por los discípulos de los discípulos de algún blavatskyano, con un miedo considerable a ser amonestados en la trastienda por los pastores de la ortodoxia del más allá enigmático, excepto honrosas excepciones.

Esto es lo que significa ser falsamente heterodoxo al principio de esta centuria: representar un papel, juntar letras en papel cuché que dan vergüenza ajena, ir de flor en flor sin preguntarse por la composición química del néctar de ninguna, pretender convertir la ignorancia en iconoclasia e ir por la vida de falso libertario cuando en realidad amas hasta la locura la cadena que te ata como un Sísifo a la piedra del beneficio económico, criterio único y exclusivo de la empresa de comunicación para la que trapaceas la realidad, empresa a la que, además, las auténticas heterodoxias e iconoclasias le importan una boñiga de caballo.

miércoles, abril 02, 2008

La parapsicología ¡vaya timo! en El Viejo Topo

Reseña del libro de Carlos Álvarez en El Viejo Topo, nº 243, abril 2008.

(Colección ¡Vaya timo! de editorial Laetoli)

Léanla, también cita al Planeta magufo.