sábado, enero 30, 2010

¡Suicídese homeopáticamente!, y a vivir, que son dos días...

Parte del Círculo Escéptico ha recogido el guante lanzado por los ingleses del Merseyside Skeptics Society y se va a suicidar homeopáticamente en Madrid hoy por la mañana (en este enlace tiene la nota de aviso). Bueno, no hubo ni guante, ni desafío, ni miembros en vinagre; esto me lo he inventado igual que otros se inventan mieditos en casas encantadas, presencias espectrales y ominosas sensaciones en campos santos para que el lector o televidente se lo crea y le quede la impresión de que el fingidor de estos sentimientos es un válido investigador de supersticiones y rumores populares. Ustedes ya saben que todos esos fabricantes de misterios suelen comenzar sus crónicas, artículos y demás secreciones haciendo el ridículo un rato con la creación de esos ambientes góticos de pega, para pasar a continuación a seguir haciendo el ridículo de manera sistemática, una vez entran en faena.


Total que Lola Cárdenas, Julio Plaza y otros se van a tomar unas dosis infinitesimales y sucusionadas de una cosa muy mala para intentar pasar a mejor vida de manera homeopática, de tal forma que sobre la marcha se van a ir de tapas por la capital, que es una de las mejores cosas que se puede hacer por los alrededores de la Puerta del Sol. Allí, en estos momentos, los citados deben estar haciendo el quivalente a hacerse sepukku con una daga de papel cebolla, que es como los japoneses de honor se quitaban de en medio homeopáticamente. Todo muy efectivo; tanto como la capacidad curativa de la homeopatía.

Nos han prometido fotos e impresiones por escrito. Quedamos impacientes.

miércoles, enero 27, 2010

Homeopatía: carta a la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados

¿El público con poca cultura científica cree en la efectividad de la homeopatía porque nunca estudió y sigue sin tener la menor idea de lo que es el número de Avogadro? No, no es sólo por eso, no es tan secillo. Es pensamiento mágico, y los hilos que lo mueven no desaparecen con datos o información científica.

El Círculo Escéptico ha redactado una carta de protesta para que las últimas decisiones legales al respecto sean reconsideradas. Ésta es la entrada de la carta, que pueden leer íntegran en este enlace.

----------------------------

El pasado 28 de septiembre, la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados aprobó una proposición no de ley mediante la cual se insta al Gobierno para que adopte las medidas oportunas para que la homeopatía se realice exclusivamente por licenciados en medicina y cirugía. La proposición insta igualmente a que los medicamentos homeopáticos con indicación terapéutica se dispensen en las oficinas de farmacia. Solicitamos que se reconsidere dicha proposición, teniendo en cuenta que la homeopatía no ha demostrado su efectividad.

Además, el pasado 17 de diciembre, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos elaboró un comunicado mediante el cual informaba del acuerdo adoptado por la Asamblea General de la Organización Médica Colegial, en el sentido de reconocer el ejercicio de la homeopatía como acto médico, así como de una serie de consideraciones en las que se basaba la adopción de dicho acuerdo. Desde Círculo Escéptico les enviamos un comunicado explicando por qué el ejercicio de la homeopatía no puede ser considerado un acto médico.

----------------------------

Al final de la carta pueden adherirse dejando sus datos en el enlace citado.

Y no me resisto a dejar algunos enlaces a entradas que Yamato ha ido subiendo a su blog:

Cómo funcionan los remedios homeopáticos

El remedio homeopático de la semana (I)

10 23: suicidio homeopático

sábado, enero 16, 2010

Investigando "misterios"

Una cita de Stoczkowski de su manífico ensayo Para entender los extraterrestres: retrato del investigador de "misterios", en realidad, ocultistas con ordenador.

Todo, en efecto, podía engrosar la teoría de los Antiguos Astronautas. La tradición ocultista era, sin duda, el acervo principal donde estos autores buscaban asuntos, hipótesis y argumentos, pero no se conformaban con esta fuente. También solían escrutar atentamente las obras de divulgación científica en las que algún investigador aventuraba determinados sueños futurológicos; no despreciaban los tratados de teólogos heterodoxos; se interesaban por los relatos míticos de todas las culturas; reunían creencias del foclclore rural y los rumores urbanos; se apasionaban por los sucesos insólitos; entrevistaban a videntes y estrafalarios inventores; citaban las cartas de lectores de enardecida imaginación, y no dudaban en ceder la palabra a enfermos mentales, no porque desconociesen su estado, sino porque consideraban que tras el delirio del demente puede ocultarse un destello de verdad.

PARA ENTENDER A LOS EXTRATERRESTRES.
Wiktor Stoczkowski.
Acento Editorial, Madrid, 2001, p. 250-251.