domingo, mayo 21, 2006

Cripto picapinos

Especies extrañas, llamativas o presuntamente extinguidas siguen apareciendo y los criptozoólogos continúan buscando animalotes imaginarios. Un destacado redescubrimiento fue confirmado el pasado año: el pájaro carpintero de pico de marfil (Campephilus principalis), divisado al menos en ocho ocasiones en 2004 en los amplios bosques pantanosos del este de Arkansas y ratificado por una expedición científica en 2005. Se creía extinto desde 1944 y provocó una algarabía entre los naturalistas norteamericanos, que comprobaban cómo una de sus joyas ornitológicas no había desaparecido para siempre como consecuencia de las talas de bosques que se prolongaron hasta después de los años cuarenta del pasado siglo. Un abstract del artículo publicado en Science está disponible aquí


Retrato robot del Campephilus principalis. La especie imperialis, muy parecida a ésta, sirvío de inspiración para el simpático Pajaro loco de los dibujos animados

El País recogió la noticia hace algún tiempo, y en el último número de Skeptical Inquirer (Vol. 30, No 2, Mach/April 2006) Benjamin Radford, experto en leyendas criptozoólogicas, aporta unas interesantes reflexiones al respecto.




Un vídeo borroso obtenido hace dos años (como si de un platillo volante o de un Bigfoot se tratara) movilizó a los ornitólogos. Finalmente hubo suerte, y se hallaron evidencias irrefutables de su existencia, no como de esos asiduos visitantes de la cripto imaginación. Hay una enorme diferencia -señala Radford- entre una población de miles de criaturas gigantescas y desconocidas como el Bigfoot y los escasos miembros supervivientes de una pequeña especie ornitológica que se pensaba extinguida, a pesar de lo cual se hallaron evidencias incontrovertibles. ¿Hay que explicar esa diferencia?; ¿a que no?

Los ornitólogos emplearon diversos dispositivos técnicos de imagen, sonido y movimiento para detectar al pajarito. De la misma forma -finaliza Radford- los buscadores del Bigfoot deberían emprender su búsqueda con medios similares precisamente en esta misma área boscosa, uno de sus pretendidos hábitats. Pero aunque su búsqueda resulte inútil los criptozoólogos no desfallecerán por ello, en lo que parece más una manía que una sospecha fundada, como ha ocurrido con anterioridad.


Un ornito-punkie en la cabeza de un Homo Sapiens, en los años cuarenta del pasado siglo

Tenemos evidencias sólidas, hay observaciones sólidas; el pájaro está ahí, aseguró Tim Barksdale, biólogo y fotógrafo naturalista. Para John W. Fitzpatrick, director del Laboratorio de Ornitología de Cornell (Ihaca, Nueva York), divisar de nuevo a este pájaro se había convertido en una de las fantasías de los ornitólogos a lo largo del siglo XX, a pesar de que se consideraba muy poco probable. Es realmente el santo grial, añadió. Los expertos eran escépticos a pesar de los rumores sobre posibles observaciones, hasta ahora. A pesar de la deficiente calidad del vídeo y de su brevedad, fue suficiente para detectar las características anatómicas de este pájaro carpintero, uno de los mayores del mundo.

Ah, y no me olvido del simpático cigarrón áptero tinerfeño, cuya existencia divulgó la prensa local tinerfeña semanas atrás. En la zona de comentarios de este blog alguien lo citó como si tal descubrimiento justificase la labor de los criptozoólogos (ni de broma). Volveremos sobre este asunto pronto, y veremos por qué los cripto habladores locales ni pincharon ni cortaron en este asunto, ni se les llamó, ni se les avisó, ni falta que hacía, como es lógico.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Sr. Ricardo, en mi tierra llamamos de manera indiferente al pájaro picapeto "comemierda", ya que busca en los excrementos de otros animales las semillas de las que alimentarse. Es una metáfora que le viene como anillo al dedo

Ricardo Campo Pérez dijo...

¡Gracias por darme la razón sobre lo de tu neurona!, magufazo :-DDDDD

Anónimo dijo...

¿De manera indiferente, como mirando hacia otro lado?

Es así como investiga usted, anónimo pero menos, los ovnis de su tierra?

Anónimo dijo...

¡Muy bueno tu blog! Me lo pondré en mi lector de feeds ¡ya tienes otro usuario!


La gente que necesita creer, necesita creer. Eso no es malo, lo malo es cómo eligen sus creencias.

naturopata (sí, es mi nick y soy un escéptico, ¡qué pasa!)
sedice.com

Mal dijo...

Don Ricardo es Vd. un hipocrita y sabe por que lo digo, dediquese a otra cosa que esto de insultar por insultar al final le va a costar un disgusto de los grandes.

Ricardo Campo Pérez dijo...

¿Un hipócrita yo? Yo no me dedicó a tomarle el pelo a los creyentes con chorradas paranormalistas, esotericoides y misteriófilas, magufazo... Ni a engañarlos miserablemente con el concepto de "investigación" que difunden los magufos... ¿Es mucho pedir que tengan vergüenza?
¿Un disgusto? ¿Amenazando, magufazo? Ése es el argumento fundamental de los patéticos hinbestigadores de Magufolandia.
Ea, a seguir abusando de tus semejantes y aprovechándote de su enfermiza credulidad, charlatán hipócrita.

susyvayatimo dijo...

Creo que el concepto de "investigacion" de los "escepticos"(por no decir arpios que queda peor) va a ser rebatido en breve.En especial el suyo,Sr Ricardo Campo.tendra entonces verguenza? o buscara,como siempre desde su poltrona,la explicacion mas absurda que se le ocurra?.
Pronto sabremos quien tima a
quien.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Sr. Ricardo haga el favor de encenderse un petardo y meterselo por el culo a ver si le explota en el cerebro y se le expande un poco mas.