lunes, marzo 05, 2007

Ciencia y pseudociencias en La Opinión de Tenerife

El pasado sábado día 3 el suplemento de 'Ciencia y Cultura' 2·c de La Opinión de Tenerife publicó un artículo de un página sobre el Curso Ciencia y pseudociencias, de la ULL. Pego a continuación la referencia completa y el artículo. Que aproveche.

La Opinión de Tenerife
Suplemento de Ciencia y Cultura 2·c, 345, 3 de marzo de 2007.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Cada año publica la misma mierda:

Bobalicóoooooooonn

Ja,ja,ja,ja disfruto tanto puteandote, ja,ja,ja

que ganas tengo de partirte la cara

Anónimo dijo...

A veces me gustaría que me conocieras para zurrarte y partirte las gafotas y los dientes

bobalicoooooooooooonnn

ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja

Ricardo Campo Pérez dijo...

Sí, pero eres tan jodidamente cobarde y nuevaerista que nunca te voy a conocer, peleto, juaaaaaaa, juaaaaaaa, juaaaaaaa, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, jo, jo, jo, jo, jo, je, je, je, ja, ja, ja, ja, ja, ja...

Gerardo dijo...

Me encantan estos seipitos cobardes. Comparados con nosotros, los malvadísimos escépticos, son gente espiritual y más evolucionada y llena de amor, ya se sabe. Las hostias que te ofrece son consagradas, creo, no vayas a pensar mal.

Si fuera mal pensado, diría que la divulgación científica y el pensamiento crítico afectan en el bolsillo a esas maravillosas personas que viven de la credulidad ajena y por eso están que muerden. Pero no debe de ser eso...

Ricardo Campo Pérez dijo...

Gerardo: es una mezcla de cobardía y envidia que se mueren. Les irrita que se celebre un curso como el de la ULL, ahí, a dos palmos de sus magufas narices, sin poder censurarlo, como suelen hacer con todo aquel que pone en cuestión su mundo de maravillas de cartón piedra. No les queda nada...

Pasado mañana jueves estará el Rector de la ULL inaugurando el Curso, como otros años, apoyándolo explícitamente como una de las banderas de cara al exterior de la ULL. Esto jode mogollón a estos ignaros y sectarios, incapaces de poner en cuestión la papilla que unos pocos gurús de lo paranormal han masticado previamente. Un ejemplo más de que lo de la educación obligatoria, formadora y liberadora no funciona como debería (y que, quizá, aspira a más de lo que puede). Esto es un problema más grave de lo que parece -observación que no es nada original por mi parte, claro-, pero me da la impresión de que la vergonzosa ignorancia cada vez se presenta más como portadora de un "derecho" a serlo. Estos saltimbanquis trolleros anonimazos no son más que víctimas a fuerza y terminan siéndolo con placer. Sobre eso ya escribió una famosa pareja que se llamaba Ortega y Gasset.

Anónimo dijo...

Este debate tiene su gracia, pues no es posible generalizar sobre los contenidos del curso. Como alumno he participado en ellos y ha sido decepcionante en líneas generales. Algunas charlas han sido interesantes e incluso útiles, pero otras no han pasado de ser una chirogota en la que el ponente insultaba sin gracia y exponía opiniones personales encadenadas sin conocer límite. Entre conferencias algunos ponentes decían que se criticaban las ideas y no a las personas, pero después solo se escuchaban ofensas a las personas y críticas sin más argumento que el insulto, buscando desesperadamente que los alumnos nos riéramos; era patético. Ahora tengo libertad para contarlo porque terminé la carrera, pienso por mí mismo sin la atadura de tener que agradar porque de ello, oficiosamente, puede depender una nota. Los cursos proporcionan herramientas muy valiosas, pero deben ser purgados de las obcecaciones de algunos participantes que al final le restan valor a los demás.

Anónimo dijo...

Yo en cambio pienso que el curso es excelente, y hablo como ex alumno del mismo. No entiendo cómo el comentarista anterior puede decir lo que dice, es falso que se insulte a nadie. Se dan opiniones y se divulgan conocimientos científicos, y de vez en cuando hay alguna nota de humor, lo que vale mucho la pena. Es un buen curso y espero que continúe impartiéndose.

Anónimo dijo...

Felicidades, Ricardo, por la parte que te toca, que es mucha.

Transmíteselas a José María.

Ya sabes: ladran, luego cabalgamos.

Saludos,

Luis Alfonso

Anónimo dijo...

A mi me ha parecido un curso de mierda.