martes, noviembre 24, 2009

Indiferencia (y prescindencia) de la criptozoología (XI)

La criptozoología sigue siendo completamente innecesaria.

En este enlace.

Y en este también. Más, aquí.

10 comentarios:

Chat noir dijo...

He leído todos tus post a cerca de la criptozoología y la verdad es que considero que, dicha "pseudociencia", no tiene ningún tipo de cabida en la sociedad en la que hoy vivimos.

Es cierto que cada año se descubren centenares de nuevas especies, cada una con sus características y peculiaridades, pero ninguna tan monstruosa y horripilante como la que los criptógos nos muestran; por cierto, curiosamente siempre muertas.

Desprendámonos de la sandez y la tontería y vivamos ya en el siglo XXI

Por cierto me encanta tu blog y tu suspicacia ante estos temas. Sé que en la red existen muchos bloguers que opinan como tú y que gestionan bitácoras a cerca del escepticismo ante lo paranormal. Ánimo. Ojalá que las informaciones de dudosa procedencia sobre fenómenos esotéricos que circulan por la red y de extrañas asociaciones sobre lo paranormal, no puedan contrarrestar la valiosa labor que estáis llevando a cabo.

Ricardo Campo Pérez dijo...

Vamos haciendo cosas poco a poco. Lo importante es que la información crítica está en Internet, donde no la pueden ocultar quienes llevan décadas haciéndolo en revistas de misterios que dan pena.

Gracias.

Chat Noir dijo...

Estoy de acuerdo contigo, sin duda internet es hoy en día una de las puertas al conocimiento.

La verdad, es que llevo un tiempo interesándome en crear un blog que aborde la temática del descrédito contra la paranoide esotérica, basandome en hechos científicos. Sin embargo, mi principal fuente de información proviene de la comunidad de bitácoras que trata este tema.

Observo que tú conoces en profundidad el campo de investigación, ya que has escrito algunas publicaciones y en fin, se te ve muy implicado en la red.

No quiero ser muy repetitiva a la hora de publicar posts que traten noticias concretas sobre las que ya han hablado otros bloguers, sin poder aportar nada nuevo, de esta forma,a la comunidad. Podrías darme algún consejo?¿

Muchísimas gracias

Ricardo Campo Pérez dijo...

En principio, no creo que importe demasiado que seas "repetitiva" en el terreno de la divulgación de información crítica sobre lo "paranormal", "misterioso" y otras etiquetas publicitarias semejantes. Precisamente, este mundillo se caracteriza por ser enormemente repetitivo, por ordeñar una vez tras otra los mismos temas, por refritarlos década tras década ya que siempre hay un sector de la población, jovenes en su mayoría, que carecen de información y que se tropiezan con la patraña correspondiente como si fuese un invento o descubrimiento de la semana pasada. Por eso nunca está de más volver a los temas clásicos, recordar que son simples supersticiones o que fueron explicados hace muchos años. Cuanta más información crítica haya al respecto a disposición de los interesados, mejor.

Las monsergas misteriosas tienen un nicho a medida en Internet, así que es un ámbito en el que el escepticismo y el pensamiento crítico deben estar presentes. Porque igual que esas especulaciones sobre extraterrestres, fantasmas, apariciones, arqueologías fantasiosas, cripto-animales habitantes de la imaginación de unos cuantos y otros tópicos se mueven en Internet sin las restricciones de la prensa seria y de otros medios de comunicación tradicionales, tambíen los críticos debemos jugar con la ventaja del carácter libérrimo del mundo virtual: no pueden ocultar las opiniones críticas porque es imposible. Éstas permanecen a la vista de cualquiera que busque un poco; y eso molesta muchísimo, por otro lado: no hay más que ver la cantidad de trolles que intentan colapsar algunos blogs críticos con creciente impacto, como Magonia. El troll es un sectario que no tolera que su fe sea cuestionada o un negociante que tampoco tolera que su escenario publicitario sea importunado, ya que eso le resta fuerza a su producto. Vende menos, potencialmente.

Haz las cosas a tu aire y teniendo en mente que los destinatarios de tus posibles comentarios en Internet es gente que se deja sorprender con cualquier baratija, que no tiene nada claro cómo funciona la ciencia y que no disntingue entre investigación y el paripé de los "investigadores" del misterio, en realidad periodistas a los que el sensacionalismo es connatural.

Saludos.

Chat Noir dijo...

Gracias Ricardo por todos estos consejos

Bien sé que en Magonia son muchísimos los trolles que critican los post que publica L.Alfonso Gámez a través de comentarios vejatorios y fuera de tono. La verdad es que me incomodaría bastante que individuos de esta condición comentasen los post publicados en mi bitácora, ya no por el contenido de los mensajes, si no por las formas y la falta notoria de educación. No estaría muy segura de si contestarles... Observo, no se si me equivoco, que L.Alfonso Gámez lleva esta política de gestión en su blog (no suele responder),tanto para los impertinentes y maleducados (con lo que estoy completamente de acuerdo)como para los que, a pesar de la flaqueza de sus argumentos, son "políticamente correctos" con el. Sobre este último punto, considero que a lo mejor se debería mantener un diálogo (comentario-respuesta) con el fin de que el público perciba que tienes argumentos sólidos para respaldar tu punto de vista...a lo mejor no estoy en lo cierto

En cualquier caso, pronto iniciaré mi blog. Te tendré informado. Muchísimas gracias Ricardo.

Anónimo dijo...

jajajjajajajja que bobo eres Ricardo!!!!

Luis dijo...

Chat noir, el anterior comentario, es un ejemplo de troll. Fíjate como se retuerce de rabia cuando le tocan sus creencias... es automático, son como marionetas, jajajajaja

Anónimo dijo...

Chat noir no existe imbecil!!!!!!!!!, te he tomado el pelo pauperrimo mental.

Ricardo Campo Pérez dijo...

Sí, sí, seguro que sí, juas, juas

:-)

Chat Noir dijo...

Querido Anónimo, dada tu incredulidad, te sugiero que no te obceques en la errónea idea de que soy uno de los fantasmitas que pululan por tu espectro mental paranormal: si estoy aquí es por que existo

Si no quieres verlo así, simplemente quédate con la idea de que a lo menos, yo no soy Anónimo!

Gracias Ricardo:)