sábado, febrero 28, 2009

El universo onírico de la criptozoología

Ése es el título de un muy buen artículo sobre la citada pseudociencia en el nuevo número de el escéptico (nº 28, septiembre-diciembre 2008). Su autor, el profesor de historia Fernando Jorge Soto Roland (que también es autor de este interesante artículo sobre los fantasmas victorianos), inicia su artículo con esta clarificadora interpretación general:

El monstruo es la más clara personificación de lo caótico, de las fuerzas descontroladas de la naturaleza; seres que cuestionan o impiden el avance del universo ordenado, que el hombre encarna con su razón y su tecnología. Constituyen una extraña galería que es lógico ubicar fuera de los mapas, puesto que los escenarios caóticos requieren de seres que representen lo mismo. Como decía un viejo adagio: "Cuanto más lejos, más raro".

Y ya que de criptozoología trata esta entrada, aprovecho para recomendar una vez más el libro Monstruos, de Eduardo Angulo (una reseña y otra).

También disponemos en castellano de El yeti y otros bichos ¡vaya timo!, de Carlos Chordá.

miércoles, febrero 25, 2009

Convencidos, pero equivocados

Otro clásico del pensamiento crítico contemporáneo, Convencidos, pero equivocados
Guía para reconocer espejismos en la vida cotidiana
, ha sido traducido al castellano. Recomiéndenlo a sus amistades, en particular a las que crean que los pajaritos amamantan a sus crías.

De paso, agradezco a Pedro Jorge Romero la mención a Vida en el universo. Del mito a la ciencia.

sábado, febrero 21, 2009

Entrevista a Ignacio García-Valiño, autor de El corazón de la materia

Publicado en el número 3 de Circular Escéptica.
------------------------------------

«EL CORAZÓN DE LA MATERIA»
Ignacio García-Valiño
Plaza y Janés, Barcelona, 2008.

- En tu novela haces especial hincapié en la peligrosidad del llamado Nuevo Paradigma. Aunque en la obra aportas algunas pistas, ¿podrías definirlo en pocas palabras y explicar dónde reside su inconveniencia?

El Nuevo Paradigma es una nueva religión de formato científico filosófico. Cala en aquellos creyentes desencantados con la ortodoxia, que ha evolucionado poco desde el medioevo. Podría denominarse «misticismo cuántico», porque arranca de algunas paradojas de la física de partículas para demostrar -haciendo gala de un formidable salto cuántico en su razonamiento- la existencia de una presencia sobrenatural que rige el universo y toda la materia interconectada.


- ¿Por qué elegiste el escepticismo, la crítica a la creencia en fenómenos paranormales, como tema de fondo de la novela?

No era ésta mi intención inicial. Quería escribir una novela sobre un físico que se enfrenta a un suceso aparentemente inexplicable, paranormal. Siempre me han interesado los milagros o sucesos inexplicables que me cuentan personas muy allegadas, de total confianza. Estos temas siempre han despertado mi curiosidad. Yo había marcado un rumbo a la novela, pero en el ecuador, la novela me marcó un rumbo distinto (es un decir, claro) y me aventuré por el mundo del escepticismo, y lo encontré intrigante y divertido, pues, siendo escéptico, nunca había imaginado que el mundo del escepticismo tuviera tanto encanto.

- Uno de los leitmotiv de los escépticos y de los críticos culturales interesados en lo paranormal es que con más divulgación e información estas creencias tienden a desaparecer o incluso a no surgir en mentes bien orientadas desde un principio. ¿Crees que es tan sencillo, que es una cuestión de cantidad de información?

La información no es sinónimo de conocimiento. La información sin reflexión es un contenido superficial. La cantidad no la convierte en algo importante ni más persuasivo. Estamos saturados de información, pero seguimos viviendo en la ignorancia, en una especie de ciberburricie, en la que carecemos de estrategias intelectuales para procesar esa información, separar el grano de la paja y darle un sentido en un sistema cognitivo integrado. Necesitamos educar el sentido crítico, el análisis, la racionalidad, y eso es lo más difícil de enseñar. Y lo que es seguro es que no se puede divulgar, porque es la propia persona quien lo construye desde dentro. En definitiva, es ingenuo pretender que por informar de los argumentos escépticos vayamos a disuadir a nadie. En todo caso, podemos dar alguna pista a seguir, pero nada más.

- ¿Puede leer con provecho o con interés tu novela un creyente convencido en la realidad de los fenómenos citados?

Yo creo que sí; a los creyentes en lo paranormal les divierten mucho las intrigas del escepticismo, como a muchos escépticos les divierten mucho las intrigas de Javier Sierra u otros escritores de novela de misterio o novela esotérica. La mayoría de la gente no lee por instrucción, sino por diversión. Yo creo que hay que leer para vivir.

- En otra entrevista que te realizaron para Internet citas elogiosamente a Teilhard de Chardin, de quien toma título tu novela. ¿Qué aprecias especialmente de su obra?

Creo que fue un gran pensador. Yo encuentro placer intelectual en leer a personas inteligentes e intuitivas, aunque no comulgue con sus tesis, si me abren la mente. Podemos disfrutar del pensamiento de María Zambrano aunque no creamos en ninguna mística, porque su discurso es profundo y tiene sentido. No por ser ateos vamos a disfrutar menos de la pinacoteca del Prado. El error consiste en leer sólo a aquellos autores que sabemos de antemano que vamos a estar de acuerdo con ellos.

- A menudo, la proliferación de creencias extrañas, maravillosas o paranormales se achaca a la causa chestertoniana de que «cuando no se cree en Dios se cree en cualquier cosa». Éste es otro planteamiento simplista que no entra en las causas y motivos auténticos para comprender esa explosión de discursos «alternativos». En mi opinión, el fenómeno tiene algunas de sus claves en la confrontación entre ortodoxia y heterodoxia, normalizado y desviado, religión institucionalizada y religión personalizada o espiritualidad, y por tanto, es un conflicto insoluble, que siempre se ha dado y se seguirá dando. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Comparto esa visión. La fuerza motriz es el miedo a la muerte, al vacío de la vida, la necesidad de un «telos» que cubra de significado toda la existencia y nos de un horizonte consolador. A partir de ahí, cada uno escoge sus creencias a la carta. La Iglesia ha querido detentar el monopolio de esta necesidad, pero la clientela está ansiosa de encontrar nuevos mercados, y éstos han brotado como setas después de la lluvia.

--------------

Otros comentarios y entrevistas relacionadas con la novela:

Presentación de la novela, por Juan Luis Arsuaga

La cultura debe luchar contra la superstición

Los escritores deben defender la cultura frente a la superstición

viernes, febrero 13, 2009

¿Vi lo que pienso que vi?

[Resumen del artículo original -en inglés- y contacto con los autores en este enlace].

Los testimonios oculares son una parte crucial en muchos juicios criminales, aun cuando la investigación sugiere con creciente frecuencia que no pueden ser tan exactos como a nosotros (y a los abogados) nos gustaría que fueran. Por ejemplo, si usted ve a un hombre con un suéter azul robando algo y oye por casualidad a varias personas hablando sobre un suéter gris, ¿en qué medida es probable que usted recuerde el auténtico color del suéter del ladrón? Los estudios han mostrado que cuando la gente da información falsa sobre un suceso es fácil mezclar los hechos reales con los falsos. No obstante, existe evidencia de que cuando la gente es forzada a recordar lo que vio (poco después del suceso) es más probable que recuerde detalles de lo que ocurrió.

Los psicólogos Jason Chan, de la Iowa State University, Allana Thomas de la Tufts University, y John Bulevich del Rhode Island Collage querían comprobar en qué medida afecta la información falsa en un test de memoria realizado a voluntarios que habían contemplado un suceso. Un grupo de voluntarios observó el primer episodio de “24” y entonces se les pidió someterse a un test de memoria sobre el capítulo o que jugaran un juego. El siguiente paso fue proporcionar a todos los sujetos información falsa sobre el episodio visto y someterse a un test final de memoria sobre el mismo.

Los resultados, publicados en la edición de enero (2009) de Psychological Science, una revista de la Association for Psychological Science, fueron sorprendentes. Los investigadores hallaron que en los voluntarios que realizaron el test de memoria inmediatamente después de ver el episodio era casi dos veces más probable que recordasen la falsa información que los voluntarios que habían jugado a un juego a continuación del episodio.

Los resultados de un experimento subsiguiente sugieren que el primer recuerdo podría haber mejorado la habilidad de los sujetos para aprender la información falsa, esto es, el primer test mejoró el aprendizaje de la información nueva y errónea. Estos hallazgos muestran que la información recordada recientemente tiende a la distorsión. Los autores concluyen que “este estudio muestra que incluso los psicólogos pueden haber subestimado la maleabilidad de los testimonios oculares”.

------------------------------------

Sin salirnos del tema, les dejo un par de enlaces a Misterios del aire, en los que Juan Carlos Vitorio contribuye al adecentamiento de la historia ufológica española:

El "encuentro cercano" de Pontejos (Cantabria), 6/1/69

Primera parte

Segunda parte

Comparen con la mierda mayoritaria difundida por el platillismo patrio en otros sucesos semejantes, los enemigos del sentido común, del razonamiento crítico y de la aclaración de los supuestos misterios. A quien le apetezca, puede seguir cargando con esa lepra.

jueves, febrero 12, 2009

Contraportada de una edición de El origen de las especies

En una edición en castellano de El origen de las especies (EDAF, Madrid, 1980)se lee:

Este libro tiene por misión poner al descubierto el origen de las especies, que es tanto como decir el origen de la vida sobre nuestro planeta.

Las teorías y pruebas que expuso Darwin en El origen de las especies han sido un aporte definitivo para la comprensión de la naturaleza, y constituyeron en su época un escándalo para quienes se negaban a aceptar la realidad. Sepa el lector que el libro que tiene en sus manos le descubrirá cómo actúan los procesos reales de la evolución. La obra de Darwin fue escrita para destruir los muchos tabúes que pretendían explicar nebulosamente aquello que ya estaba escrito de manera indeleble en los extractos de la naturaleza.

sábado, febrero 07, 2009

Vida en el universo y otro éxito de la criptozoología

Desde Argentina Carlos Adrían Quintana (El Marplatense Escéptico) se hace eco de Vida en el universo. Del mito a la ciencia (ah, ¡y gracias por un intercambio bibliográfico reciente!).

Y aprovecho para recomendarles visitar *Bajo el volcán*, donde Gerardo García Trío nos recuerda un éxito histórico de la criptozoología, la zoología para la que el sentido común es un críptido, y lo buscan sin encontrarlo jamás. En los comentarios de la entrada recomiendan este blog, de visita indispensable para todos los buscadores de bicharracos imaginarios.

jueves, febrero 05, 2009

Entrevista en Galaxias y centellas

Galaxias y cetellas es un nuevo programa de radio de Radio La Autonómica y el Museo de la Ciencia y el Cosmos de La Laguna (Tenerife). En la web del programa está en el enlace para descargar el último programa (Vida extraterrestre), en el que intervine para hablar un poco de Vida en el universo. Del mito a la ciencia y de los platillacos volantes.

miércoles, febrero 04, 2009

Aspectos psicológicos de la experiencia contactista

Un interesante artículo, que pueden leer íntegro en este enlace, sobre el mito del contacto con extraterrestres. Aparece en el número de noviembre-diciembre de 2008 (vol. 44, n°10) de la revista Cortex . Se trata de un número especial dedicado a la Neuropsychology of Paranormal Experiences and Beliefs:

Psychological aspects of the alien contact experience.
French CC, Santomauro J, Hamilton V, Fox R, Thalbourne MA.

Anomalistic Psychology Research Unit, Department of Psychology,
Goldsmiths College, University of London, London, UK.
c.french@gold.ac.uk

La investigación previa muestra que la gente que informa de haber tenido contacto con alienígenas, conocidos como experiencers (contactados), parecen tener perfiles psicológicos distintos a los de grupos de control. Muestran altos niveles de disociatividad, absorción, creencias y experiencias paranormales, y, posiblemente, tendencia a fantasear. También parecen mostrar gran susceptibilidad a las falsas memorias, según se desprende de la técnica Deese/Roediger-McDermott. El presente estudio muestra un intento de replicar los hallazgos previos, y valora la tendencia a alucinar y a informar de experiencias de parálisis del sueño en una muestra de 19 experiencers británicos; incluye una muestra de control coincidente en edad y sexo. Se encontró que los experiencers muestran altos índices de disociatividad, absorción, creencias paranormales, experiencias paranormales, declaran tener habilidades psíquicas, tendencia a la fantasía, tendencia a alucinar e informan de haber experimentado parálisis del sueño. No se hallaron diferencias significativas respecto a la susceptibilidad a las falsas memorias. Las implicaciones de estos resultados son discutidas y se ofrecen sugerencias para futuras líneas de investigación.