miércoles, diciembre 08, 2010

Indiferencia (y prescindencia) de la criptozoología (XXII)

Ningún criptozoólogo entró en la cueva. Ni falta que hacía. En este enlace.