martes, febrero 07, 2012

Los ovnis de Caspar David Friedrich

Una de las manías anacrónicas que han tenido algunos presuntos ufólogos es la de hallar platillitos volantes en las obras pictóricas de toda época, en particular en aquéllas que poseen una clara simbología religiosa. Yo he encontrado una, sin claves religiosas, en la que aparecen lo que sin duda no son cagadas de mosca, ni pájaros en la lejanía ni ninguna otra cosa que a algún malvado crítico se le pueda ocurrir, sino platillos volantes paseándose en verano, el verano de Caspar David Friedrich:


Der Sommer, Caspar David Friedrich (1807)

Por cierto, en algunas reproducciones de esta obra en Internet se pueden observar esas manchas, mientras que en otras, dependiendo de la luminosidad de la imagen, no. ¿Están o no esos pájaros -perdón, platillos volantes con humanoides dentro- en la obra original de Friedrich?

Le dejo, de paso, a los interesados, un interesante artículo sobre pareidolias pictórico-platillistas.