domingo, mayo 21, 2006

Cripto picapinos

Especies extrañas, llamativas o presuntamente extinguidas siguen apareciendo y los criptozoólogos continúan buscando animalotes imaginarios. Un destacado redescubrimiento fue confirmado el pasado año: el pájaro carpintero de pico de marfil (Campephilus principalis), divisado al menos en ocho ocasiones en 2004 en los amplios bosques pantanosos del este de Arkansas y ratificado por una expedición científica en 2005. Se creía extinto desde 1944 y provocó una algarabía entre los naturalistas norteamericanos, que comprobaban cómo una de sus joyas ornitológicas no había desaparecido para siempre como consecuencia de las talas de bosques que se prolongaron hasta después de los años cuarenta del pasado siglo. Un abstract del artículo publicado en Science está disponible aquí


Retrato robot del Campephilus principalis. La especie imperialis, muy parecida a ésta, sirvío de inspiración para el simpático Pajaro loco de los dibujos animados

El País recogió la noticia hace algún tiempo, y en el último número de Skeptical Inquirer (Vol. 30, No 2, Mach/April 2006) Benjamin Radford, experto en leyendas criptozoólogicas, aporta unas interesantes reflexiones al respecto.




Un vídeo borroso obtenido hace dos años (como si de un platillo volante o de un Bigfoot se tratara) movilizó a los ornitólogos. Finalmente hubo suerte, y se hallaron evidencias irrefutables de su existencia, no como de esos asiduos visitantes de la cripto imaginación. Hay una enorme diferencia -señala Radford- entre una población de miles de criaturas gigantescas y desconocidas como el Bigfoot y los escasos miembros supervivientes de una pequeña especie ornitológica que se pensaba extinguida, a pesar de lo cual se hallaron evidencias incontrovertibles. ¿Hay que explicar esa diferencia?; ¿a que no?

Los ornitólogos emplearon diversos dispositivos técnicos de imagen, sonido y movimiento para detectar al pajarito. De la misma forma -finaliza Radford- los buscadores del Bigfoot deberían emprender su búsqueda con medios similares precisamente en esta misma área boscosa, uno de sus pretendidos hábitats. Pero aunque su búsqueda resulte inútil los criptozoólogos no desfallecerán por ello, en lo que parece más una manía que una sospecha fundada, como ha ocurrido con anterioridad.


Un ornito-punkie en la cabeza de un Homo Sapiens, en los años cuarenta del pasado siglo

Tenemos evidencias sólidas, hay observaciones sólidas; el pájaro está ahí, aseguró Tim Barksdale, biólogo y fotógrafo naturalista. Para John W. Fitzpatrick, director del Laboratorio de Ornitología de Cornell (Ihaca, Nueva York), divisar de nuevo a este pájaro se había convertido en una de las fantasías de los ornitólogos a lo largo del siglo XX, a pesar de que se consideraba muy poco probable. Es realmente el santo grial, añadió. Los expertos eran escépticos a pesar de los rumores sobre posibles observaciones, hasta ahora. A pesar de la deficiente calidad del vídeo y de su brevedad, fue suficiente para detectar las características anatómicas de este pájaro carpintero, uno de los mayores del mundo.

Ah, y no me olvido del simpático cigarrón áptero tinerfeño, cuya existencia divulgó la prensa local tinerfeña semanas atrás. En la zona de comentarios de este blog alguien lo citó como si tal descubrimiento justificase la labor de los criptozoólogos (ni de broma). Volveremos sobre este asunto pronto, y veremos por qué los cripto habladores locales ni pincharon ni cortaron en este asunto, ni se les llamó, ni se les avisó, ni falta que hacía, como es lógico.

domingo, mayo 14, 2006

Tres libros sobre timos, tres

El viernes, poco después de las 19:30 horas, se presentaron los tres primeros ejemplares de la colección ¡Vaya timo! de la editorial Laetoli, que ha tomado la pionera iniciativa de llevar al mercado editorial un amplio número de ensayos monográficos sobre algunos de los más destacados timos paranormalistas y supersticiosos que pululan en los medios de comunicación y en la sociedad general.

Inés Rodríguez, Javier Armentia y el autor de este blog estuvimos en la sala de actos del Museo de la Ciencia y el Cosmos de La Laguna comentando lo fundamental de esta iniciativa, que esperamos tenga el éxito que se merece y que continúe por mucho tiempo con su línea de divulgación escéptica bibliográfica, tan necesaria en España.



La pintura medieval de Turín representando la imagen cultural de Jesucristo, el dogma de la creación divina con ropajes científicos (aggiornamiento al que han sido dadas multitud de creencias irracionales a lo largo del siglo XX) y la patraña ovniplatillista con sus ufólogos de campo y playa expertos en extorsionar intelectualmente a diferentes generaciones desde los años setenta del pasado siglo son los tres primeros temas que aborda la colección ¡Vaya timo!

(por cierto, no dejen de leer, una vez más, la enésima comprobación de lo estúpida y cutre que puede ser Ovnilandia, ahora que el fabricante del muñeco de la autopsia de Roswell ha confesado su participación en el fraude. Seguramente, la teta había sido ordeñada hasta el final y ya no soltaba más leche. ¿Qué pensarán los que compraron Año Cero, Enigmas y otras hojas parroquiales en 1995? ¿Se sentirán estafados?; ¿dirán que el escultor fabricante del extraterrestre de látex al que le sacaban los higadillos de pollo se ha pasado al lado oscuro?; ¿servirá esto para que los buenos creyentes se den golpes de pecho y clamen por la autenticidad de la autopsia?; ¿tuvieron éstos la oportunidad de ver Barrio Sésamo de pequeños? Grandes enigmas de la humanidad se encierran en estas preguntas, sin duda.

La prensa local ya se ha hecho eco de esta novedad editorial, y esperamos que lo siga haciendo próximamente. Los próximos volúmenes volverán a levantar ampollas, pues abordarán esa manía pseudocurativa del agua vendida a precio de oro que es la homeopatía, los poderes mentales, el más allá, la poderosa superstición de la astrología y el feng shui, una payasadita aburguesada sin base científica. A ellos se irán uniendo otros muchos títulos; la lista es ya larga, y a ella contribuimos algunos aportando ideas en ese bar escéptico que es el Strasse en la zona del "cuadrilátero" de La Laguna. Hay títulos para varios años; ahora lo que hace falta es encontrar autor para cada uno de ellos.

miércoles, mayo 10, 2006

Ovnis ¡vaya timo!

Pues lo que dice el título de la entrada, los ovnis son un timo, en grandísima medida, al menos como indicio o prueba de lo que todo el mundo tiene en su cabeza cuando sale a relucir la palabrita: naves extraterrestres, seres de igual procedencia, de otras dimensiones, de otros planos vibratorios (qué mal suena esto) o del simple más allá, que es como siempre se ha llamado al reino de nuestras invenciones más humanas, sin necesidad de actualizarlo con sustantivos y adjetivos plagiados de la ciencia del siglo XIX y XX. Y, además de ser un timo, los ovnis son también el objeto de un librito del que soy autor y que la editorial Laetoli, de Navarra, acaba publicar.


Se trata de una iniciativa de la citada editorial y de la Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico. La colección ¡Vaya timo! está dirigida por Javier Armentia, y, además del mío, otros dos libros han sido publicados: La sábana santa ¡vaya timo!, de Félix Ares de Blas, y El creacionismo, ¡vaya timo!, de Ernesto J. Carmena.

En la web de la editorial (dentro de 'Colecciones') aparece una breve descripción de las tres novedades con las que echa a andar la colección. Copio a continuación la relativa a mi librito:
______________________

Quien argumente que ha visto extraterrestres —afirma el autor, Ricardo Campo—, ha hablado con ellos o tiene confirmación de su existencia por medios desconocidos, y se permite ilustrarnos sobre sus rasgos físicos y su temperamento como si de perros o gatos se tratara, es un desvergonzado, un alucinado con afán propagandista o un engañabobos acostumbrado a aprovecharse de los necios.

Ricardo Campo nació en Santa Cruz de Tenerife en 1965 y es doctorando del Departamento de Filosofía en la Universidad de La Laguna. Es socio fundador del Círculo Escéptico (www.circuloesceptico.org), entidad centrada en la difusión del pensamiento crítico y el escepticismo ante las creencias paranormales, y patrono de la Fundación Anomalía (www.anomalia.org), que estudia las creencias populares relacionadas con el mito extraterrestre. Es autor de Luces en los cielos. Todo lo que siempre quiso saber sobre los ovnis (2003) y mantiene la bitácora http://mihteriohdelasiensia.blogspot.com.

136 páginas
ISBN: 84-934862-1-3 / 978-84-934862-1-1
10,00 euros
___________________

El próximo viernes día 12, a las 19:30 horas, tendrá lugar la presentación de los tres volúmenes en el Museo de la Ciencia y el Cosmos de La Laguna (Tenerife), en la que estaremos su directora, Inés Rodríguez, el director de la colección, Javier Armentia (aprovechando su estancia en la isla para impartir sus charlas dentro de Curso Interdisciplinar Ciencia y pseudocuencias, y yo mismo. Probablemente hoy estén disponibles en las librerías tinerfeñas más importantes (en la Península ya se puede conseguir en algunas).

Un poquito de racionalidad en el mar de la pseudociencia más descarada. Lean los tres libros (y los que van a venir: fenómenos paranormales, homeopatía, astrología, etc.) y pasen un buen rato.

martes, mayo 02, 2006

¡Platillos volantes en la universidad!

Los platillos volantes volvieron a esta tierra mágica canaria (?) y se fueron de nuevo hasta el año que viene. El pasado martes 18, después de intercambiar la fecha con Carlos Álvarez, los 86 matriculados en el segundo módulo del Curso Interdisciplinar de la Universidad de La Laguna Ciencia y pseudociencias


Una instantánea de la inauguración del Curso Ciencia y pseudocienicas. En primera fila, de izquierda a derecha: José María Riol, Carolina Martínez, Inés Rodríguez (coodinadoras del primer módulo) y, detrás, Luis Díaz

conocieron algunos detalles relevantes del gran mito de las visitas extraterrestres. ¿De verdad viste un ovni? fue el título de la conferencia, de tal forma que me centré en las explicaciones más usuales y en lo que las fundamenta: nuestra percepción y todas sus debilidades como fuente de información fiable, así como la difusión tradicional en los medios alérgicos a la crítica escéptica. El planeta Venus (el "ovni" por excelencia), las estrellas fugaces y los bólidos, las nubes lenticulares, los aviones, las reentradas de chatarra espacial, los efectos en la alta atmósfera de lanzamiento de misiles (de esto sabemos mucho los canarios, pues contamos con destacados ejemplos en la segunda mitad de los años setenta: así lo expliqué con abundantes fotos) y otras posibilidades naturales y artificiales fueron citadas como ejemplos de explicaciones racionales.

El mito de los ovni pasa por horas bajas (cincuenta y nueve años de monsergas y desvergonzada explotación por parte de pseudoperiodistas, en realidad), pero su importancia histórica lo hace merecedor de su tratamiento en el Curso; además, sirve como excelente ejemplo del empleo repetido de falacias, de presunciones e ideas preconcebidas de que hacen gala los creyentes y los más fantasiosos divulgadores de otros aspectos de mundillo de los "enigmas" de papel cuché, algo generalizable al resto de tópicos irracionales.

El próximo año se cumplen sesenta del inicio de esta marea de observaciones transformada en una versión contemporánea de la creencia en otras entidades salvadoras, objeto central de esta especie de politeísmo de segunda generación.

La influencia de esta leyenda en variados aspectos de la cultura de masas es materia de estudio de la Fundación Anomalía, cuyo último Anuario incluye un dossier de 129 páginas sobre la presencia de los extraterrestres en el cine, como paso inicial del desarrollo del proyecto Méliès. Con tal motivo, hemos enviado la carta que incluyo abajo a numerosas direcciones que podría estar interesadas en adquirir el ejemplar.
__________________________________________________

Estimados amigos:

tenemos el placer de dirigirnos a Vds. para informarles de la publicación de un dossier sobre la historia de los filmes de ciencia ficción y series televisivas con los extraterrestres como protagonistas en nuestra publicación Anuario Cuadernos de Ufología. El especial lleva por título Alienígenas en la pantalla, y es un amplio recorrido crítico por las principales producciones cinematográficas y series de televisión con presencia de "seres del espacio". Los contenidos son los siguientes:

Hollywood contra los platillos volantes (Matías Morey, España).
Ufología de salón (Matías Morey, España)
Bruce Gentry, serial de relleno (Martin Kottmeyer, Estados Unidos)
Ver y querer ver (Nigel Watson, Gran Bretaña).

En total, 129 páginas de las 259 de que consta el Anuario.

Este especial es el resultado preliminar de uno de los proyectos que desarrolla actualmente la Fundación Anomalía, el proyecto Méliès, cuyo fin primordial es la obtención y ordenación de todo el material audiovisual que, desde el origen del cine, haya tenido como protagonistas, bien primeros o secundarios, a esos seres míticos que son los extraterrestres, presentes en nuestra cultura prácticamente desde sus orígenes, y en particular a lo largo del siglo XX.

Deseamos completar todo lo posible nuestra colección. Para ello, agradeceríamos que nos facilitaran cualquier contacto que pueda contribuir a esta tarea. Nuestra ya amplia colección (contamos con cerca de 300 producciones audiovisuales en nuestros archivos, como pueden ver en la información detallada que figura al final de esta carta) servirá en el futuro para que los estudiosos del séptimo arte, y en general de la cultura de masas, dispongan de un material lo más amplio y abarcante posible.

La Fundación Anomalía es una entidad cultural sin ánimo de lucro y regida por la Ley de Fundaciones 50/2002, de 26 de diciembre. Entre sus fines principales se encuentran

- La promoción del estudio de la influencia en la cultura popular de los avances de la ciencia y la tecnología, de las anomalías científicas y de lo maravilloso, así como de las respuestas sociales que generan.

- La preservación y gestión de archivos, bibliografía y legados culturales relativos a estas materias,

con una especial dedicación a la presencia y extensión del mito de los extraterrestres en nuestra sociedad. Esta creencia ha generado un variado y abundante folklore en la cultura popular, desde creencias sin base científica a especulaciones absolutamente irracionales. Y, por supuesto, su repercusión en la cinematografía no ha sido escasa.

Esperamos que nuestro proyecto sea de su interés y podamos establecer una relación de intercambio y enriquecimiento mutuo sobre esta llamativa y significativa parcela de nuestra cultura visual contemporánea.

Quedando a la espera de sus noticias, les saluda atte.:

Matías Morey Ripoll
Presidente de la Fundación Anomalía

Ps.: Pueden adquirir el citado ejemplar del Anuario CdU al precio de 10 € a través de nuestra página web (sección de publicaciones), enviando un mensaje a nuestro correo electrónico fanomalia@hotmail.com o solicitándolo a nuestra dirección postal (Fundación Anomalía, apartado de correos 5041 - 39080 Santander).
__________________________________

La carta se acompaña del siguiente anexo:

CIFRAS DEL PROYECTO MÈLIÉS (abril 2006).
Coordinador: José Ruesga Montiel (Sevilla).

En total se dispone de 294 registros distribuidos de la siguiente forma:

219 películas
37 documentales
22 programas de TV
5 reportajes
5 series de TV
3 vídeos caseros
3 películas de animación

Y los formatos en los que se hallan son:

119 CDs
100 DVDs
100 Vídeos VHS
7 Archivos MOV