jueves, enero 11, 2007

Del ovni de Cash-Landrum al hombre-besugo de Liérganes

El 24 de diciembre del pasado año El Mundo-La Gaceta de Canarias publicó en la página 6 una réplica a uno de los artículos que, desde hace algún tiempo, le ha dado por publicar a una pareja aficionada a las cosas raras, rarísimas y acongojantes en una sección que lleva el originalísimo nombre de Más allá. La reproduzco a continuación.
-------------------------------------

Desde hace algunas semanas el lector de La Gaceta de Canarias puede encontrarse con algunos artículos en la sección de opinión bajo el título genérico de Más allá. Sus autores son Alfonso Ferrer y Héctor P. Fajardo. Ignoro el motivo para titular ese espacio con tal expresión vacía. ¿Será más allá de la cordura?; ¿más allá del rigor periodístico? En este caso más bien de lo segundo que de lo primero. En los dos últimos artículos se han ocupado los autores de dos episodios de los que presentan sólo una cara, como suele ser habitual en el ramo de lo paranormal: jamás verán una opinión crítica ni la totalidad de la información que al respecto existe. Imagine el lector que tal procedimiento se convirtiera en lo habitual en el periodismo internacional respecto a la economía, la actividad política o la cultura. Sería una vergüenza, y el descrédito para quienes proceden de esa forma estaría asegurado. Pues ésa es la norma cuando de cosas "extrañas", "misteriosas" o "inexplicables" se trata. He seleccionado dos ejemplos.

El 3 de noviembre bajo el título Luces que matan citan el caso ovni de Cash-Landrum, ocurrido el 29 de diciembre de 1980 en una carretera de Texas. En la revista El escéptico (nº 2, otoño 1998) podemos leer un artículo de Philip J. Klass en el que comenta este suceso. Klass señala que fue sólo uno de los tres testigos (Betty Cash) quien sufrió problemas médicos serios tras el hipotético avistamiento, pero ¡ni siquiera ella se lo contó a los médicos que la inspeccionaron! Según las investigaciones de un ufólogo creyente, no se encontró radiactividad anormal en el coche en el que viajaban los testigos. No se informó de la salud de Betty antes del supuesto episodio, y ese mismo investigador creyente se negó a facilitar datos médicos de los testigos previos al encuentro a Klass. Pero es sabido que Betty había tenido la mala dicha de tener que pasar por el quirófano en varias ocasiones con anterioridad: by-pass coronario y extirpación de un pecho debido al cáncer. Ni siquiera en los casos con mayor extrañeza aparente las cosas están claras y nítidas; sin embargo, se convierten en objeto de culto para los que detectan sucesos inexplicables en una sopa desabrida...

La siguiente semana la contribución a los misterios de pacotilla fue una presentación del caso del "hombre-pez de Liérganes", una absurda leyenda del siglo XVII de este pueblo cántabro relacionada con un vecino que desapareció en un río y fue capturado años más tarde en Cádiz mostrando escamas en su cuerpo. El crítico e ilustrado Benito Jerónimo Feijoo dio por buena la leyenda en su Teatro crítico universal, seguramente porque la teoría de la evolución no había sido propuesta aún y no fue capaz de concluir la obvia imposibilidad de tal ser. Fue Iker Jiménez, presentador-humorista de Cuarto milenio, quien en un antiguo artículo de la revista Enigmas intentó colar este relato por una realidad evidente. Las "pruebas" de la existencia de tal sujeto (del hombre-pez) serían las actas de bautismo y declaración de fallecimiento presunto que el intrépido periodista había rescatado de un convento de clausura cántabro. Pero resulta que el acta de nacimiento no corresponde al imaginario hombre-besugo, y la anotación consignada al respecto en la de defunción se hizo cuando la leyenda ya era popular en el lugar, a principios del siglo XIX, y por otro lado, aparece tachada por errónea. Estos papeles, que no son secretos ni hubo que protagonizar una película de Indiana Jones para acceder a ellos, están en el archivo diocesano de Santander. El divertido análisis de esos documentos y del estilo afectado, ampuloso, falseado y ridículo de Iker Jiménez a la hora de contar sus peripecias es accesible en este enlace. Que lo disfruten.

El "más allá" es una invención periodística, una papilla para el espíritu infantil y capacidad de asombro que los propios autores reclaman al inicio de uno de sus artículos, igualando, en mi opinión, la credulidad ingenua con la atracción que estas leyendas provocan en tantas personas. Yo prefiero la versión de la infancia inquisitiva y preguntona (¿por qué, por qué, por qué?) a la búsqueda de explicaciones sensatas y racionales.

Los auténticos misterios de la ciencia son la relación entre materia y energía en el universo, la correspondencia existente entre las partículas pequeñísimas que componen los átomos y el mundo de las mesas, los árboles y los planetas, la aparición de la conciencia a partir de la base orgánica de nuestro cerebro, etc. ¿Hay acaso cosas más interesantes? En cambio, otros pretenden disfrazar rumores, leyendas y supersticiones como si de enigmas irresolubles se tratara. Conviene no abusar del lector.

11 comentarios:

AF dijo...

Déjanos en paz aburrido gafotas, que tu publicas sus bodrios en la opinión -que no lee nadie, ja, ja, ja- y nosotros donde nos da la gana. Amargado, boca grande, el verdadero misterio aqui es saber si tienes un guisante por cerebro

Ricardo Campo Pérez dijo...

Tú sí que me lees, magufo, juaaaaaa, juaaaaaa, ja, ja, ja, ja, jo, jo, jo, jo, y más que vas a tener que leer, je, je, je...

Carlos dijo...

Qué bueno, por fin aquellos anónimos cobardes ya tienen nombres y apellidos. Mi enhorabuena Ricardo, con ese gran trabajo que llevas haciendo desde hace años con este blog, al fin has conseguido que esos propios magufos se delaten. Ya no habrá comentario difamador aquí que no se sepa de quienes son.

El que me quieras dar... dijo...

Eso Ricardo dales caña, que encima son de un original "Mas Alla" vete por ahí, menudos originales, lo único que saben hacer estos es copiar a los demas. Si por lo menos tuvieran clase o dos dedos de frente...

Anónimo dijo...

Hola. Soy David H. Soy divulgador de misterios y soy bobo. Por ejemplo me dedico a firmar mensajes con nombres falsos, como el de af, el primero.
Me lo paso pipa

Anónimo dijo...

Ja,ja,ja...que previsible sois....je, je, je...me parto, os delatais al primer cebo que os lanzo y lo mejor es que me leeis, sois unos magufos ignorantes al borde siempre de una guerra civil...je,je,je....

Anónimo dijo...

Jajajaja ¿osea que Ricardo también escribes como ANONIMO?... Jajajajaja me parece que el unico que se ha delatado has sido tu... cuantos comentarios no habran habido apoyandote incluso firmados con nombres poco creibles que hayas firmado tu: gorila de pacotilla

Alan dijo...

jejeje, nerviosillos los magufitos... las estanterías se siguen cayendo y algunos están viendo como ponerse a trabajar en algo serio por primera vez en su vida, jajajajaja

ikerito dijo...

Debería haber una asociacion de magufos anónimos.
Dirían: Hola, me llamo Iquer,soy bobo y divulgador de misterios. Por mi adicción tengo frito el cerebro con las ondas que me lanzaron en la última abdubzion.

jimenezito dijo...

El hombre pez se tiraba a la madre de los magufos anónimos y por eso tienen el cerebro así

Carlos A. Ildefons Morales dijo...

ACABO DE LEER TU ARTICULO RICARDO...Y ,SI BIEN ERES BASTANTE DURO PARA CALIFICAR A LOS CULTORES DEL MISTERIO EFECTISTA, CONSIDERO QUE LOS COMENTARIOS DE ESTOS NO ESTAN A LA ALTURA DE LAS CIRCUNSTANCIAS. ACASO LAS IDEAS SE COMBATEN CON CARCAJADAS Y GESTOS DE NINO CAPRICHOSO?....A VER PORQUE NO ESTUDIAN MAS Y REBATEN ESTAS AFIRMACIONES ACERCA DE QUE BETTY TENIA CANCER ANTES DEL SUCESO,...AL PARECER ESTO NO MES CIERTO!!!.....A INVESTIGAR EN VEZ DE TANTO JI,JI,JI....JO,JO,JO

ES TRISTE VERLOS DESCENDER EL NIEVEL EN CADA RESPUESTA

BUENA RICARDO,....A VER A SEGUIR ESCALANDO LA MONTANA DE LA RACIONALIDAD Y LA OBJETIVIDAD!!!

CARLOS DE PERU