viernes, agosto 28, 2009

Indiferencia (y prescindencia) de la criptozoología (V)

En este enlace.

1 comentario:

Anónimo dijo...

y dónde estaban los criptozoólogos cuando descubrieron el bicho?

nada nuevo bajo el sol