viernes, marzo 18, 2011

La cara oculta del misterio

La constante presencia de la subcultura ocultista en los medios de comunicación, disfrazada de "misterios" de pacotilla, revolucionarias técnicas terapéuticas y novedosos cursillos de autoperfeccionamiento hace necesaria la publicación de libros como La cara oculta del misterio, del periodista científico Luis Alfonso Gámez, autor de un blog de referencia en estos aspectos: Magonia . Gámez ha reunido en este librito, ilustrado por Íker Ayestarán, una selección de las más populares historias fantasiosas, fraudulentas y disparatadas del mundo del misterio y de lo "oculto". Desde que Jiménez del Oso en los años setenta del pasado siglo vendiera a través de la televisión pública una inacabable serie de falsos misterios hasta la actualidad han transcurrido muchos años, pero el producto no ha envejecido debido a que las nuevas generaciones se han sumado al mercado del misterio, potenciado con técnicas de márketing a través de las televisiones privadas y la ausencia de filtros de calidad de Internet.


Por el libro de Gámez desfilan materias y ocurrencias como los negacionistas del alunizaje en 1969; el espiritismo; la falsa leyenda de la aldea maldita de Ochate en el condado de Treviño; el caso Roswell, donde algunos aseguran que se estrelló un platillo volante en 1947, en realidad un proyecto secreto de fabricación norteamericana; el mito de la Atlántida; la absurda creencia de que sólo usamos el 10% del cerebro; el fraude de los círculos de los cereales británicos; las pseudo-pirámides de Güímar (simples majanos para el cultivo de la cochinilla en el siglo XIX); desapariciones misteriosas como las del inventado triángulo de las Bermudas; la inexistente cara de Marte, en realidad un efecto óptico producto de la baja resolución de las cámaras de la Viking en 1976; los "poderes" de Uri Geller, simples trucos de magia; el Bigfoot, habitante de la imaginación de los criptozoólogos; las inexistentes ruinas lunares que algunos se sacaron de la manga para promocionar documentales vergonzosos; las falsas memorias, utilizadas como "pruebas" de la existencia de vidas pasadas; los falsos cirujanos psíquicos de Filipinas; y el misterio más risible de nuestro país: las caras de Bélmez, un fraude alimentado por la parapsicología de circo. No se olvida tampoco Gámez de algunas historias emanadas del catolicismo supersticioso, como la sábana santa, una pintura del siglo XIV; la historia del inexistente indio Juan Diego y la virgen de Guadalupe; o las historias bíblicas del Éxodo y del diluvio universal, entre otros temas del más allá.

La cara oculta del misterio es un libro ameno. Aporta una visión lúcida y sucinta de cada materia abordada apoyándose en conocimientos científicos consolidados, lo que permite al lector una comprensión suficiente de la esencia de cada "misterio" frente a la labor de profesionales del amaño y la venta de historias caducadas pero presentadas con ropajes nuevos, refritos que cumplen su labor exclusivamente comercial aprovechando la ignorancia de quien no ha tenido la oportunidad –o el deseo- de leer fuentes críticas y desenmascaradoras. Un saludable ejercicio al que Luis Alfonso Gámez contribuye con este libro. Esperamos una segunda parte. O un volumen dedicado a la casuística española.

La cara oculta del misterio
Luis Alfonso Gámez
Íker Ayestarán
Editoral Comares, Granada, 2010.
ISBN: 978-84-9836-705-8

Pedidos a: Editorial Comares o a la Casa del Libro.

1 comentario:

Ricardo Campo Pérez dijo...

No te hagas el imbécil, que tú sabes que Gámez sí tiene titulación superior...