jueves, marzo 03, 2011

La reentrada de chatarra espacial inteligente sobre Canarias

El pasado 27 de febrero Héctor Fajardo publicó una noticia en ABC sobre la "presencia" de UMMO en Canarias, concretada en unas cartas de los ummitas que diversos contactados le entregaron al supuesto ufólogo y ocultista Francisco Padrón en los años 80. El tema UMMO fue de traca siempre, y jamás me interesó. Más interesante, para mí, es la mención que hace Fajardo en su artículo de uno de los 'casos ovni' que habría recopilado Padrón por esas fechas. Así lo expresa el articulista:

...uno de los más llamativos fue el ocurrido el 11 de enero de dicho año en torno a las 08.00 horas y que fue observado en Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura por unas 35 personas, según Padrón. Sobre ese caso aseguró que se observaron 13 objetos en el cielo que se desplazaban de manera inteligente.

En 1995 dediqué un par de páginas de un dossier publicado en Cuadernos de Ufología al "fenomeno ovni" en Canarias a esta observación desde las islas de la provincia de Las Palmas (Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote) (concretamente El fenómeno ovni en Canarias, Cuadernos de Ufología, 19-20, 2ª época, 1995, pp. 90-91). Reproduzco el apartado en cuestión y agrego un par de recortes periodísticos.

-------------------------------------------

11 de enero de 1975, provincia de Las Palmas (Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote).

Éste es uno de esos casos a los que se ha otorgado más importancia de la que merece, amparado en la popularidad social de estas observaciones, a pesar de que, desde el primer día, surgieron voces con mayor conocimiento de causa que intentaron explicar la espectacular visión. Comencemos por una de las más sorprendentes declaraciones aparecidas en la prensa, procedente de Lanzarote: "Al decir de los observadores fue un hecho curiosísimo y muy espectacular. Exactamente a las ocho menos diez de esta mañana, una 'escuadrilla' integrada por trece objetos luminosos, casi de forma esferoidal y de los más diversos colores -semejantes a bombillas eléctricas- cruzaron, a extraordinaria velocidad, el firmamento, de Poniente a Naciente, hasta desaparece en la zona horizontal del Castillo de San Gabriel y Puente de las Bolas. Todos marchaban a la misma distancia, lo que hace suponer que pertenecían a alguna plataforma espacial" ("La Provincia", Las Palmas de G.C., 12-1-75). La visión duró aproximadamente unos dos minutos.


La Provincia (Las Palmas de Gran Canaria), 12-1-1975.

En Fuerteventura, concretamente en Puerto del Rosario, se recogieron testimonios similares, como el de un grupo de obreros que observaron una docena de objetos luminosos de tamaño indeterminado que cruzaron el cielo majorero a velocidad vertiginosa en dirección Norte-Sur (dato este último probablemente erróneo). La edición citada del rotativo grancanario aporta otros testimonios individuales de la propia ciudad de Las Palmas y otros lugares de la isla, con características comunes, en general, a los procedentes del resto de la provincia (Lanzarote y Fuerteventura), mencionados igualmente en un artículo de la edición del mismo día del suceso, 11 de enero. Un piloto comercial lanzaroteño, con residencia habitual en Estados Unidos pero de vacaciones en su isla natal y testigo de la observación, declaró a la prensa que pudo tratarse del Saturno V, aunque no tenía certeza absoluta; pudo observar en primer lugar un único cuerpo de intenso color rojo que fue desintegrándose en numerosos fragmentos, hasta completar un total de trece. Por otro lado, la prensa cita "informaciones procedentes del exterior", al parecer relacionadas con la NASA, según las cuales la hora prevista de la caída eran las 07:40 de la mañana, hora peninsular, 06:40 hora canaria, aunque puede tratarse de un error al tomar la hora canaria como peninsular, o en la predicción de la hora de caída (las 07:40 fue la hora local aproximada de la observación).

En agosto de 1991, V.J.Ballester Olmos consultó al United States Space Command sobre la caída y reentrada del Saturno V, cohete impulsor del Skylab 1, puesto en órbita dos años antes; la respuesta no fue todo lo aclaratoria que era deseable, pero sí suficiente para reforzar la hipótesis sugerida en la prensa y por el piloto comercial canario: "El Skylab 1 R/B (Rocket Booster-cohete impulsor) cayó en esa fecha (11/1/75), pero no hay indicios ni datos del lugar de caída ya que no hubo petición de mantener grabaciones o registros de caídas locales".


La Provincia (Las Palmas de Gran Canaria), 12-1-1975.

Mientras, la prensa canaria ("La Provincia", Las Palmas de G.C., 12 y 14-1-75) recoge declaraciones de la NASA en las que se apunta que "los restos podían haber caído posiblemente en el Océano Atlántico o incluso en el desierto de Sáhara". Y el director de la estación de seguimiento de Maspalomas (Gran Canaria) manifestó que la hipótesis de la caída de los restos del cohete Saturno era la más lógica. Son indicios suficientes para aducir como explicación final la reentrada del cohete impulsor del Saturno V, unos dos años después de ser lanzado y en zona geográfica próxima a las Islas Canarias.

------------------------------------------------

Ahí tenemos, por tanto, el origen de lo que para Francisco Padrón eran trece objetos en el cielo que se desplazaban de manera inteligente. Como solía ocurrir, Padrón sólo leyó en la prensa aquello que le interesaba leer.

No hay comentarios: