lunes, agosto 18, 2008

Regulación del mercado "esotérico"

Publicado ayer en La Gaceta de Canarias. No sé muy bien a qué se refiere el otro entrevistado con "criminalizar las creencias", cosa que nadie pretende. Supongo que no se referirá a que las creencias no se pueden CRITICAR, ferozmente incluso, cosa que es especialmente necesaria en el caso de las creencias que permiten a estos vampiros de la credulidad ajena (tarotistas, sanadores psíquicos, etc.) campar a sus anchas en televisiones locales y engordar a las revistas de misterios con una cantidad enorme de publicidad mensual. Estas cosas dan un asco especial...

5 comentarios:

Eugenio Manuel Fernández Aguilar dijo...

Jaime Rubio dice algo como "si soy crédulo, etoy mal informado y quiero que me engañen, que lo hagan"

Para mí es muy triste ver lo poco informada que está la gente, a pesar de que la información fluye. Si uno es consciente de lo que hace que lo haga, allá él. El problema es que no se es consciente.

Cuando uno se pega un tiro puede tener muchas razones, si la razón es que en una sesta le han lavado el coco, ¿no son unos criminales?

¿Criminalizar las creencias?, perdón, el Tarot y cortar pepinos para adivinar el futuro no son creencias, son engaños, por donde lo queramos ver.

Anónimo dijo...

Jaime Rubio Rosáles... ¡Qué pájaro! Por eso sí existen denuncias de estafa al respecto. Porque nadie se siente estafado. ¡Pero qué pájaros!
Pues todos a la jaula, o en su defecto a la cazuela.

@Eugenio
Hoy en día y tal y como está el panorama (entre tanto pájaro), mear de canto estaría considerado como toda una creencia.

Anónimo dijo...

No se puede meter a todos los individuos en el mismo saco sin haberlos investigado uno a uno.

Generalizar no es cientifico.

Es como decir que todos los politicos son unos corruptos, y que todos los periodistas mienten.

No se puede hablar tan alegremente.

Asi que cuida tus palabras y examina cada caso individualmente, con argumentos racionales y no con generalizaciones emocionales.

¿Estamos de acuerdo o no?

Anónimo dijo...

Pues a ver si es verdad. Ya era hora que en Canarias se dispare una alarma sobre este tema. Yo puedo hablar por Tenerife, y el historial de estos estafadores es amplio. Recuerdo, hace tiempo, un restaurante macrobiótico SURIBACHI donde se le comía el coco a todo el que pasaba por allí, creo que este "restaurante" sigue abierto. Por allí andaba uno, portugués, que daba cursillos por una pasta y pasaba CONSULTA por unas 10.000 pesetas de la época, para ponerte una dieta -fuera carne y demás- y de paso reirse de tí. Este señor se iba al norte a comerse su buena carne y beberse su buen vino. Hubo gente que le confió la salud de sus hijos -menores- con problemas médicos muy graves y con resultado final lamentable.
Por otro lado, alguien relacionado con la propiedad del restaurante, la de entonces, hablo de los años noventa, no sé si seguirá siendo la misma, le pegaba a las sustancias ilegales cosa fina. Salió en prensa su implicación en una redada con estupefacientes tipo cocaína.
Hay más personajes, un tal Gualtiero Ballatti que se dedicaba a hacer Rebirthing, cobraba otra pasta, y de paso se tiraba a las pacientes.
Y no hablemos de éstos que tanto tiran por las medicinas alternativas como por el rollo ecológico, como un alemán que vive en Guajara, de apellido Klein. Os animo a investigar el Boletín Oficial, aparece con frecuencia por motivos de embargo. Embargo de coche, búsqueda por deuda a Hacienda, Seguridad Social, Ayuntamiento. NO LE PAGA A NADIE. Pero vive divinamente en un chalet en Guajara.
En fín, unos impresentables, estafadores, y sinvergüenzas.

Os animo a tirar de hemeroteca. Investigad.

Héctor Fajardo dijo...

Si es posible ponte en contacto conmigo a través de este email. Para ver si me puedes dar más datos sobre ese tema.

Gracias.
HF
sociedad@lagacetadecanarias.com