lunes, noviembre 14, 2011

Los OVNIs… ¿son un timo?

Ése es el título que para la ocasión le han puesto a una entrevista que me realizaron el pasado viernes día 11 en Radio Vitoria, en el programa Plaza nueva. Tratamos, entre otras cosas, la petición de unos ufolocos para que el gobierno norteamericano dijera lo que a aquéllos les sale de las pelotas, con perdón. Aquí está el podcast:

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Ricardo Campo: O estas muy desinformado sobre el fenomeno OVNI, o tal vez intentas desinformar. Ese es el dilema.

Ricardo Campo Pérez dijo...

El dilema es si tú eres un troll o te haces el tonto. Ése es el dilema.

Bueno, o quizá las dos cosas al mismo tiempo. Me quedo con esta opción.

Anónimo dijo...

Estimado Ricardo Campo, yo no necesito insultar a nadie, como deberias saber, las personas medianamente inteligentes no lo hacen, solo se sirven de la razon y el conocimiento de la materia que tratan. Y dicho esto seria recomendable que te informaras correctamente antes de tocar un tema tan amplio e importante como el tema OVNI. Personajes como tu, los ha habido durante toda la historia de la humanidad, aquellos que solo se miran el ombligo y hablan y opinan de lo que desconocen ( a eso se le conoce como demagogia ). Cultiva tu mente y veras los resultados, se humide ...

Ricardo Campo Pérez dijo...

Anónimo, te puedes ir a tomar por el culo, directamente. ¿Te parece lo suficientemente humilde? Vuelve a por más, por favor.

Ricardo Campo Pérez dijo...

Pero, antes de irte a tomar por el culo, termina de aprender la ortografía del español. Es que da asco leerte. Venga, haz el esfuerzo.

Dani Vigo dijo...

Quiero dar las gracias al Sr. Ricardo Campo Pérez por haber publicado un libro como "Los ovnis, ¡vaya timo!", el cual recomiendo absolutamente a cualquier ser humano, o no, interesado en descubrir qué hay detrás del fenómeno en cuestión.

Se trata de una obra que, junto a su "hermano", "Las abducciones, ¡vaya timo!", me sirvieron para tener más claro que nunca que el fenómeno ovni es tan real como la tierra que pisamos, y que detrás se esconde una tecnología desconocida y una inteligencia no humana (¿es eso la definición de extraterrestre? Pues eso parece).

Por último, un humilde consejo: da una imagen realmente horrible el que usted responda a aquellos que denomina troll (que, por lo que he leído, lo único que hace es dar su opinión con respeto, aunque haya detrás toda la “malicia” que quiera) usando expresiones como “te puedes ir a tomar por el culo, directamente”.

Ricardo Campo Pérez dijo...

Vale, Dani, me alegro de que mantengas tu religión de los platillitos y gastes esa ironía basta como un bocadillo de lentejas.

Dani Vigo dijo...

¡Ay, la religión! ¡Ojalá fuera tan sencillo! Si fuera una religión daría consuelo y respuestas a las Grandes Preguntas. Pero lo que encontramos los platillistas es un número de interrogantes que se dispara casi hasta el infinito y que, lejos de presentar al hombre como el centro de la creación, y por tanto el ojito derecho de algún dios, nos damos de bruces con que la visión antropocéntrica (un concepto fundamental en las religiones monoteístas) se cae escaleras abajo.

Recordando la famosa comparación de Michio Kaku: somos como hormigas junto a una súper-autopista.

Ricardo Campo Pérez dijo...

Sí, es muy sencillo, porque tras tu figuración sobre ese número de interrogantes casi infinito que descubres en tu simple credo platillista se esconde el deseo de seguir creyendo que los pajaritos amamantan a sus crías. Disfrazas tu creencia, de la que no hay pruebas, de acojonante enigma científico para darle respetabilidad y peso. Es habitual creer en cualquier patraña que te cuenten con tal de que te adulen tu creencia pre-construida. Tu razonamiento me recuerda al de algún desvergonzado que decía que cuanto más "investigaba" los ovnis (es un decir) menos sabía de ellos. Y se quedaba tan ancho el tío.

Por supuesto todo ello no tiene nada que ver con la relativización del antropocentrismo. Precisamente han sido los científicos y los críticos de las creencias irracionales los que han erosionado fuertemente ese antropocentrismo, no los "ufólogos" y resto de pseudoperiodistas de "mente abierta" expertos en sacarle los cuartos a los creyentes vendiendo quincalla platillista sin una sóla prueba real de sus fantasiosas afirmaciones.