lunes, mayo 07, 2012

Nuevos senderos de la ciencia

Ahora que a los científicos les andan recortando el presupuesto, una posible vía de financiación sería la que sugería la revista Simplicissimus en 1921.


[Tomado de Cultura en Weimar, causalidad y teoría cuántica 1918-1927. Paul Forman. Alianza Editorial, Madrid, 1984, p. 35].

La consulta la podrían cobrar a 80 euros y además, simplemente, se les engañaría hasta cierto nivel, sin caer en la bajeza gore de incalificables charlatanes. A finales de mes va a estar una de estas sanguijuelas en Gran Canaria, una vez más. Todos a llorar, a fingir y a refocilarse en la mierda.