miércoles, abril 25, 2007

Conciencia planetaria

Vamos a planetarizar nuestra conciencia, es decir, a abrir nuestra mente de par en par dejando que nuestro cerebro salga volando como alma que lleva el diablo. Simultáneamente nos prepararemos para que el primer desahogado que nos tropecemos nos dé gato por libre sin rechistar, ya sea con la regresión a vidas pasadas, con la memoria del agua, con las energías no medibles y los misterios más mihteriosoh de Canarias y otros cuentos de la vieja majadera.

(Este artículo reproducido a continuación fue publicado originalmente en el escéptico digital número 2 (201) - 17 de febrero de 2007, http://digital.el-esceptico.org>).

-------------------------------------

La semana del 5 al 10 de diciembre de 2006 se celebró en el municipio tinerfeño de Puerto de la Cruz una feria alternativa, según la terminología empleada por los organizadores. El parque San Francisco de esta localidad se convirtió en una apoteosis de las mentes abiertas con una llamativa presencia de guiris centroeuropeos en el cartel. La verdad es que, echando un vistazo al programa de actos, no hay por dónde cogerlo...; allí se dieron cita casi todas las creencias, supercherías y prácticas que actualmente gozan de cierto éxito en el bazar de la subcultura alternativa, desde los supuestos enigmas históricos y las medicinas alternativo-curanderiles, al rebirthing y la adivinación del carácter por los rasgos de la cara, pasando por el método Pilates y la sanación por cristales. Ah, se me olvidaba: también hubo el domingo 10 un encuentro con nuestros guías espirituales. Se ve que libran ese día.

Las jornadas tenían por nombre colectivo Conciencia planetaria, sin más. No queda constancia de una definición precisa de tal expresión. Como se podrán imaginar, no hay prueba científica alguna de que esa conciencia planetaria exista (más allá de los comportamientos sociales ritualizados producto de haber asumido tal creencia), pero ello no impide que tal fantasmagoría se invoque como si de un ambiente meteorológico se tratara. En este enlace pueden leer una crítica a uno de los significados que tal expresión toma. El autor de esta entrada en Pirámides del cerebro, blog crítico con las psicologías transpersonales y los poderes paranormales de la mente, asegura que la conciencia es una cualidad de nuestro cerebro que a buen seguro el conocimiento científico en neurobiología irá poco a poco desmitificando, es individual y no se puede transmitir. De nuestro cerebro no emana ninguna energía "psi" que pueda interaccionar con otros cerebros o máquinas, así que mal podrá haber en el futuro, ni ha habido en el pasado, conciencia colectiva o planetaria alguna. Otra cosa son las creencias de cada cual en torno a las coincidencias, a los eventos simultáneos interpretados como significativos o a las supuestas relaciones de causa-efecto, sobre las que cada nuevaerista puede montar una película personal con abundantes efectos especiales.

En la publicidad previa que José Gregorio González incluyó en el suplemento La Prensa de El Día el sábado 18 de noviembre de 2006 comentó que la última ocasión que se había celebrado un evento como este [en 1999] había contado con la participación de "una bruja gallega formada en el terreno de la autoayuda y la orientación espiritual" (sic). También hubo una meditación con cristales, así que al público no le quedó razón para quejarse, ¿no creen? Y refiriéndose a lo que iba a ser la reedición de tan eximio tenderete, González lo llama "normalización y presentación de una cultura alternativa emergente", ahí es nada. ¿No habrá querido decir reunión con pretensión de normalización de una colección inverosímil de supersticiones pescadas al vuelo de la subcultura irracional?

La semana empezó con la proyección de la película What the bleep do we know? (¿Qué piiiii -demonios o c...- sabemos?), según comenta González. Se trata de la frecuente pretensión de mezclar churras con merinas al forzar a la física cuántica para que parezca que en ella se encuentra implícito un misticismo que confirma las especulaciones ontológicas de tipo misteriófilo del último siglo y medio. El propio González indica que la película "resume una parte de la filosofía del evento (...), el poder del pensamiento y su capacidad para modelar el mundo en el que vivimos late en toda la cinta, donde filosofía y cuántica se cruzan". Sin duda, la física cuántica tiene importantes implicaciones filosóficas y es un terreno muy interesante; pero siempre y cuando sepamos que el mundo de las partículas subatómicas y el de los árboles, los seres humanos y los planetas son dos cosas bien distintas (con permiso de los 'decoherentes'), y que no es correcto extender las propiedades de uno al otro solo porque algunas de las propiedades del mundo microscópico se asemejen a algunos de los tópicos tradicionales de la misteriología paranormalista. El espíritu de esta película fue convenientemente criticado por Eric Stengler en el número 8 (agosto de 2006) de este mismo boletín virtual en un artículo titulado ¿Y tu qué sabes? La pregunta sin respuestas. Me hace gracia, a continuación, que González diga que el miércoles 6 fuera el elegido para abordar los temas más "misteriosos" y los enigmas... ¿Le parecerá poco misteriosa la física cuántica a este hombre? Porque es que el citado día estuvo dedicado a los ovnis, al mensaje de los delfines, al poder de la respiración, a Canarias mágica (sic), a las rutas con misterio por España y un homenaje a Francisco Padrón. Creo que así se puede comprobar lo que para este autor son "misterios" o asuntos relevantes, frente a algo como las implicaciones de la cuántica para nuestra comprensión de la estructura de la realidad, si tal tema hubiese sido correctamente abordado, no empleándolo como caja de resonancia para dar pábulo a creencias patateras... ¡Qué necesaria es la auténtica divulgación de esta extraña, difícil e intrigante materia física para contrarrestar la fraudulenta labor de estos alternativos...!

La psicología transpersonal estuvo abundantemente representada en los actos. Para aclararnos sobre lo que es investigación científica en psicología y lo que son los delirios críptico-religiosos de algunos psicólogos transpersonales vale la pena leer estos dos artículos de Carlos Álvarez: Psicología transpersonal, hipnosis y fraudes y La Psicología científica y las pseudopsicologías .

Y no podían faltar las pseudo-medicinas alternativas, claro. Y entre ellas la que practica Masaru Emoto, a quien Cuarto milenio le hizo una propaganda estupenda hace unos pocos meses. Lo de que el agua tiene memoria y acusa los sentimientos que se manifiestan alrededor (ambas boberías estarían relacionadas con la homeopatía) no se lo creen más que los cuatro alelados que se tragan tales disparates como si leyeran el periódico mientras desayunan, pero es sabido que, demográficamente, tales sujetos abundan en el mundo alternativo. Lean esta crítica, que les abrirá ojos y mente.

El lenguaje de González proporciona algunas pistas de la emotividad implícita en las jornadas: "propuestas sugerentes, tolerantes y tremendamente prácticas (...) dejando atrás complejos injustificados". La quincalla de la New Age se contenta con cumplir una función similar a la de una muñeca hinchable: para algunos puede ser sugerente, no protesta jamás, y es tremendamente práctica. Que no me vengan con rollos de la ciencia, ni con quejas, ni me pidan justificaciones, ni demostraciones de las afirmaciones de la discípula de Masaru Emoto o de algún pseudo-psicólogo espiritista de las "vidas pasadas" El universo intelectual de lo alternativo (luego haré una breve crítica de esta palabra) se parece al uso de una sauna, en cierto sentido: uno entra en ella a relajarse y a sudar un rato, no a investigar los fundamentos científicos en los que se basa el mecanismo de regulación del calor ni la propia respuesta fisiológica. Se usa y ya está. A eso parece quedar reducida la realidad para los "alternativos": a una retracción de la curiosidad, a una amputación previa del interés crítico, a la renuncia a hacer preguntas incómodas pero que pueden esclarecer un fenómeno social. E inmediatamente, el autor emplea la expresión justificadora de "libertad de pensamiento", dando a entender que los participantes la ponen realmente en práctica frente a los consabidos marginales y oscurantistas. Bien, no es nueva la estrategia de disfrazarse de sujetos respetables señalando las deficiencias de los más patéticos. La bruja Lola también lo suele hacer. No en vano, algunos veteranos magufos hasta se disfrazan de escépticos. Habrá que tomárselo a risa.

Los publicistas de la Conciencia planetaria nos venden revoluciones conceptuales que, a poco que se rasca, se adivina que eran antiguas en el siglo XIX. Usando un razonamiento del físico francés Roland Omnès en referencia a otro debate, los autores alternativos no alcanzan a ver en la ciencia que ellos llaman "oficial" (en otra ocasión nos ocuparemos de destripar este término en el contexto magufo-alternativo) más que un rancio conservadurismo y un rígido edificio de compartimentos estanco en los que la emotividad tiene vetada su entrada o incluso su aparición interna. Ocurre que todo esto es más sencillo, más vendible en el mercado de los periodistillas del "misterio" que dar plenamente cuenta de una ciencia (Omnès se refiere en particular a la física) cuya extensión y coherencia sobrepasan de largo todo precedente. Sin duda, es más fácil y socialmente refrescante presentarse como abanderado de una falsa alternativa que llevar a un público sin formación lo que son los auténticos desafíos de la ciencia contemporánea. Nos fabricamos una alternativa ñoña con desperdicios y nos evitamos entrar en disquisiciones que nos importunan en nuestra permanente figuración mediática.

González también emplea una llamativa expresión al referirse a los temas misteriosos del día 6. Éstos "nos invitan a indagar en el mundo en que vivimos, mostrarnos incorformistas con el pensamiento único y alienado, y nutriendo así nuestra sana capacidad escéptica", dice González. Juraría que esta expresión la he escrito yo en ocasiones anteriores, pero en un contexto sintáctico más decente... No me opongo a que quien quiera la haga suya, aunque verla empleada por este autor me sorprende, puesto que parece un ejercicio de cachondeo, al que tan poco dado es en realidad, como en general todos aquellos que cosifican las leyendas y los rumores cuya visión del mundo implícita se encuentra apolillada y cubierta de una gruesa capa de polvo. No obstante, el cachondeo es indicio de una cierta inteligencia, y de cierta lejanía crítica respecto a lo percibido. En cualquier caso, yo me permito interpretar el uso de esta expresión -que además le sienta al contexto del artículo como a un cristo dos pistolas- como un fugaz ejercicio de desvergonzado cinismo. Porque ya me dirán los lectores lo a cuento que viene el escepticismo, causa de alergias, sarpullidos, sofocos, lipotimias y enojos entre los creyentes y los 'creyentazos' (Schwarz dixit) en una feria New Age que refrita tópicos del pensamiento mágico-irracional y de las pseudociencias a precio de oro (Emoto and Co. SA).

El término clave de todos estos comentarios justificatorios es alternativo, no tanto la adjetivación de planetaria a la conciencia. De hecho, esa conciencia planetaria podría verse como un caso de lo alternativo. Una expresión sinónima e irónica podría ser buen rollito. Lo alternativo es lo que se opone a lo dado habitualmente, a lo estandarizado, a lo explicado o a lo que es común, y más concretamente a los procedimientos científicamente normalizados de adquisición de conocimiento y de sanación. Pero no pretende ser una oposición como la que podría darse entre teorías científicas rivales: aunque a primera vista parezca más un gran paraguas que da sombra a un cajón de sastre, lo alternativo pretende ser una forma novedosa y global de entender al ser humano y el cosmos en el que se halla. En la práctica, el término oculta la ausencia de criterios valorativos capaces de separar lo plausible de ideas papanatas acodadas en la impertinente jerga del cambio de conciencia. La versión más ramplona del posmodernismo (que me perdonen los más sensatos y necesarios posmodernistas) es la que se manifiesta en actos como el de Conciencia planetaria, pero en su faceta antropológica más primaria (en cierto, sentido, para una posmodernidad "extrema" no habría más faceta que la antropológica): la del psicologismo narcisista, tal y como es definido de manera un tanto embrollada pero por momentos muy brillante por Gilles Lipovetsky en >La era del vacío (Anagrama, Barcelona, 1986):

El amaestramiento social ya no se realiza por imposición disciplinaria ni tan solo por sublimación, se efectúa por autoseducción. El narcisismo, nueva tecnología de control flexible y autogestionado, socializa desocializando, pone a los individuos de acuerdo con un sistema social pulverizado, mientras glorifica el reino de la expansión del Ego puro (p. 55).

No debe sorprendernos que los organizadores de Conciencia planetaria y, probablemente parte de los visitantes, creyeran que estaban haciendo una contribución relevante a la cultura. En un escenario psicosocial como el de este evento, donde la exigencia de objetividad (pruebas de las afirmaciones más extrañas, coherencia, recurso a conocimientos científicos bien establecidos, etc.) tiene un nivel subterráneo, no es de extrañar que el éxito se mida cuantitativamente, es decir, por el número de visitantes que acudieron, por el de los que mostraron satisfacción exclusivamente personal, y por la cantidad de minutos que algunos medios de comunicación dedicaron a la feria.

A pesar de estar curado de espantos magufiles (no en vano escuché y leí durante un par de décadas al creativo Francisco Padrón, fallecido en 2005, a quien, como indiqué anteriormente, el sarao portuense homenajeó) uno se pregunta, no por los criterios que a los organizadores han llevado a dar espacio público a tal cúmulo de zarandajas alternativas, sino el que ha permitido al consistorio de la villa turística de Puerto de la Cruz colaborar con semejante acto. En una isla con una Universidad y con un centro científico como el Instituto de Astrofísica de Canarias no deja de ser paradójico que un ayuntamiento situado a 30 kilómetros de ambas entidades se embarque en un invento que no hace más que arrojar serias dudas sobre la capacidad, sobre el juicio más bien, de quien tomó la decisión de que el escudo portuense figurara en el cartel promocional, más cuando parte de los contenidos de la semana magufa iban dirigidos a la comunidad alemana residente en el Puerto. ¿Es así como un ayuntamiento pone en juego su prestigio?

Las jornadas incluían, junto a delfines terapeutas, psicólogos transpersonales, caballos sanadores, homeópatas, danzas indias y del vientre, canalizaciones y cristales para meditar, un espacio para la risoterapia por parte de "humoristas intuitivos" (sic). El lector puede hacer las reflexiones que estime oportunas. ¡Es la cultura alternativa, que se postula como panacea contra los males del mundo!

14 comentarios:

Iván dijo...

Como dice un amigo "para mear y no echar gota", desde luego unos pocos si vieron como les arreglaban las cuentas corrientes.

Anónimo dijo...

Hola gorila imbecil

nos tienes abandonado, apolillado idiota

lamento que tu madre tenga esa cruz contigo

Anónimo dijo...

LECCIÓN 1.-

Buenos días, queridos alumnos a intoxicadores.

En esta primera lección, hablaremos del Intoxicador en sí:

Solemos ser los Himbestigadores, gente generalmente fracasada y de mediocridad acentuada, que buscamos nuestros quince minutos de fama en el campo del desprestigio y del conflicto.

No nos engañemos, resulta muy cómodo y factible rajar de quien quiera en nombre del santo Blasón de la Ciencia, pero ojo, que no se enteren que la Ciencia es una Sociedad Privada, y es que, como dice el dicho: "En en banquete de los leones, no hay sitio para los ratones". Dicho queda ésto, señor alumno/-a a Intoxicador, que la eterna batalla del desprestigio durará siempre, y aunque clamen de trabajar juntos, en necesidad, se puede decir sí, pero jamás trabajar junto a los elementos a derribar.

Para el pobre Investigador serio que comienza, quiero advertirle que las grandes figuras de los Mihteriohs, tienen mucha cancha... ¡Piensatelo mejor, y recurre a la Intoxicación!, ya que, por nada de esfuerzo, serás famoso, y pese a que cobrarás poco, te daremos influencias en Universidades, Museos y demás sitios edulcorados para una mente comodona como la nuestra.

Antes de terminar la primera lección a Perfecto Intoxicador, comentar que se ha de pasar 3 ó 5 años de pupilo de un intoxicador ya reconocido, o sea, defendiéndolo a capa y espada. Es decir, cuando se metan, por ejemplo, con Riclardo Compost, que no sea él el que se defienda... a tal fin, tiene a su pupilo Asigan, que será el que saque las castañas del fuego...

Pero tranquilos, al igual que Asigan, heredará una Insula y un pupilo en su momento, a medida que siga creciendo la enorme pirámide de intoxicadores...

Así que, animaos a entrar en éste facilón mundo con insultos y descalificaciones permitidas, apuntaos ya, recordando, como primera premisa, negarlo todo, aunque para ello, tengas que recurrir al más grande disparete. Confiad en mí, no se enterarán los ciudadados a los que decimos proteger de la superchería.

Buenos días y hasta el próximo día.

Vicente Juan B. Olmedo
(Profesor de Intoxicación de medios)

Anónimo dijo...

LECCIÓN 2.-



Bienvenidos nuevamente queridos alumnos al Curso de Intoxicación de Medios, para dar el carpetazo definitivo a cuanto tema paranormal y Ovni recorra el país. No es necesario recordar la importancia vital que tiene el derribar cuanto testigo se atreva a comentar lo más mínimo respecto a ésta sangrante cuestión. El objetivo final es castrar de raiz cuantas opciones distintas a lo “Establecido” hayan, claro está, sin meternos lo más mínimo con la Iglesia y sus historias de santos.

En la lección de hoy vamos a tratar un tema muy interesante:

LAS DISTINTAS CLASES DE INTOXICADORES:


EL PROMOTOR EN LA SOMBRA:

Como es lógico, los intoxicadores, debemos encubrir en todo momento dos cosas: A) que estamos todos interconectados y obedecemos a unas instrucciones, reglamentos y premisas estrictas y precisas, pero que hemos de PROCLAMAR A LOS CUATRO VIENTOS, que somos absolutamente independientes unos de otros, oscureciendo todas las servidumbres internas entre nosotros y dar la apariencia que somos un casual grupo de gentes que piensan parecido. B) Queda totalmente prohibido comentar e insinuar los discretos intereses creados, que son los promotores de todo nuestro trabajo. Generalemente, los grandes Gurús de la intoxicación tienen conciencia y saben quienes son los promotores, tan interesados en extirpar toda opción de pensar diferente a lo que ha sido lo tradicional en nuestra sociedad. Repito, no se ha de revelar en absoluto las tendencias derechistas y caciquiles de los Promotores, pues son, en definitiva, los proveedores de favores en puestos clave, Universidades y auténticos mecenas que recompensarán todo el trabajo intoxicador, muchas veces en bienes o influencias.


EL GURÚ DE LA INTOXICACIÓN:

Cuando un Intoxicador llega a una posición en que es bien conocido en los medios y generalmente ha publicado ya varios libros, según sea su popularidad, ostentará un puesto más privilegiado dentro de la Gran Pirámide de la Intoxicación. Por ejemplo, tenemos a mi tocayo Bayester-Ufo, auténtico Ícono de la intoxicación, puesto que cuando uno piensa en éste grupo nuestro, irremediablemente piensa en éste veterano promotor de cientos de escritos, que a Dios gracias, pocas personas se paran en analizar minuciosamente, y ante la falta de argumentos en contra, nos encontramos con uno de los grandes de España… ¿Qué bien queda no? Bueno, otra cosa, si los lectores no dicen nada así como expongo, es muy conveniente proclamar todo el autobombo que se pueda, rematado todo lo no estrictamente académico con el apelativo de “Autodidacta”, que sin duda queda muy bien. Es muy importante que el Gurú de la Intoxicación se rodee con una aureola de Excelencia, vanidad y pompa precientífica; aunque también suelen contar con toda una Cohorte de aduladores y protectores que hacen de su figura alguien hierático y lapidario. No lo olvidéis.

EL INTOXICADOR SENIOR:

Es todo aquel intoxicador que sin ser una figura demasiado conocida, sí es una persona destacable, generalmente por debajo del Gurú. Ciertamente ha debido pasar años cubriéndole las espaldas a éste, rebatiendo cuantas voces se alcen contra el líder y si es necesario, emplear toda la violencia verbal, amenazas (encubiertas siempre, etc.)
El Intoxicador Senior es aquel que llega más lejos que un simple intoxicador: Se ha de esmerar en detectar tempranamente cuantas opciones o personas nuevas entren en el mundillo de las paraciencias y ufología en general y elaborar un completo seguimiento de todo lo que surja, para así elaborar una completa base de datos de todos los magufos y todo lo que se publica sobre esto. Además, el Intoxicador Serio ha de ir más allá y habrá de recorrer cuantas editoriales hayan en su área de influencia y tratar de convencer que dichas publicaciones magufos obedecen a oscuros intereses, a sectas y cosas así. No se ha de dudar en achacar a los escritores magufos cuantos imperdonables defectos y vicios sean necesarios para tal fin.
Un Intoxicador Senior tiene derecho a publicar trabajos y recibir premios por ello, una especie de autorecompensa a la cual se le da autobombo…, también suele ser un miembro destacado de la fundación anormal y lía, con todos los parabienes. A partir de éste grado, se pueden recibir loas por los trabajos realizados y así mismo le corresponde una defensa férrea por parte de los advenedizos inferiores en cargo. Una persona que llega a éste puesto, será recompensada con puestos en entidades públicas afines a los promotores, pareciendo todo ello legal y por méritos propios.


EL INTOXICADOR AMATEUR:

El que ha alcanzado éste puesto, ha de rendir servidumbre a un Gurú o Senior. Su trabajo consiste en la detección temprana y es la primera línea de fuego en la defensa de cuanto miembro intoxicador exista. Aunque aún no le corresponden muchos bienes y favores, es a la larga, tras muchos méritos y tapadas de espalda realice, cuando ascenderá de categoría. Se le podrán pagar con ayudas, becas y pequeñeces.
El buen Amateur, dispone de una buena dialéctica y con palabras de “Aparente sabiduría”, contribuirá a completar y blindar las versiones de los superiores. Aunque debido a la poca antigüedad en estas lides, podrá sufrir reveses dialécticos por parte de Magufos más aventajados. Es muy importante adherirse a la versión del Senior o Gurú más afín y a ultranza defender a sangre y fuego la versión del lider reconocido.
Tras pasar varios años de servidumbres y vasallaje, podrá optar, si le es concedido, el puesto superior, con vasallos incluídos.
El Amateur comienza a hacerse un nombre, pero es muy bueno que se le considere el Delfín de alguien… Podrá comandar y coordinar las acciones de los Vasallos de Base.


VASALLOS DE BASE:

Muchos de ellos tienen una pésima psicología y peor cultura. De entre ellos, los de mejor retórica y lógica en el uso de la información, serán promocionados al puesto de Amateur.
Son imprescindibles para armar polvareda, reventar conferencias, tanto presenciales como a través de los Chats, atacar de forma anónima y en tropel a cuantos Magufos haya, intentando provocar reacciones violentas en ellos, para denunciarlo también a “los cuatro vientos”. Son los peones del ajedrez de ésta estructura piramidal y apenas alcanzan recompensas y reconocimientos, pues su trabajo es disimulado y anónimo. Es muy importante que el Vasallo de Base no sea relacionado con ningún miembro de importancia. Su arma es el ataque veloz, intoxicando, sembrando dudas, breves. Eso sí, cuando ataquen, han de desaparecer rápidamente, porque tal vez no tengan tablas para un enfrentamiento en profundidad. Son por así decirlos, las Juventudes violentas tipo horda.

Pues esas son las clases sociales dentro de la Intoxicación. Por supuesto, es deber de todos lanzar las loas más exageradas ante todo lo que publique cualquier compañero, subordinado o jefe. La alabanza gratuita y aparentemente científica es una parte esencial en nuestro trabajo, que no quede nada por alabar, utilizando términos como “Riguroso, Auténtico Manual del Investigador, …han tenido que pasar 20 años para que se diera el carpetazo definitivo… bla, bla, bla”. No importa, aunque no se haya leído absolutamente nada de lo publicado, sigue alabando, total, nadie lo va a leer…, el pueblo siempre permanece callado…


Buenos días y hasta el próximo día.

Vicente Juan B. Olmedo
(Profesor de Intoxicación de medios)

Anónimo dijo...

LECCIÓN 3.-



Buenos días de nuevo, queridos amigos/-as!

A continuación os transcribo la tercera lección de éste interesante curso sobre la Intoxicación en los Medios impartido por el Profesor Vicente Juan B. Olmedo, al que por cierto, le reitero las gracias por tal gentileza y le trasmito las muchas gracias y felicitaciones que está recibiendo, en éste primer e histórico curso.

Sin más, paso al Profesor:


MISIONES DE LA INTOXICACIÓN:

Buenos días queridos alumn@s, y bienvenidos a una lección más del Curso de Intoxicación de Medios.

El tema de hoy se pude decir que ya es de profundidad en el tema de la cuestión. Me refiero, a las misiones de la Intoxicación y de los Intoxicadores, que no son pocas.

La misión principal de la Intoxicación arranca desde muchos años atrás, y, aunque ahora no os lo parezca, éste fenómeno nuestro de despistar a la Opinión Pública tiene muchos años a la espalda. Tal vez hayan cambiado los peones que ejecutan la danza macabra de la desinformación y del desprestigio, pero os alegrará saber, que los auténticos Promotores en la Sombra son los mismos. A modo de entremés, comentar que ya la Intoxicación estuvo presente en Noviembre de 1.934 con el famosísimo (y casi olvidado), caso del “Duende de Zaragoza”, en donde – cosas de la vida – no se consiguió acallar a la Prensa, en tanto las altas esferas de esa ciudad Maña mandaron una carta al mejor estilo “Ordeno y Mando” a todos los medios de comunicación existentes, tratando de impedir que se siguiera tratando el tema misterioso y que se diera una “Versión Oficial” que no se sostenía pero que era impuesta, desde arriba.

El objetivo de la Intoxicación es, en resumen, un esfuerzo inmenso por tratar que nuestro Querido Pueblo, ignorante sí, pero Tutelado por nosotros, abandone la idea de pensar por sí sólo y que solo escuche nuestra voz directora. Claro, que los tiempos han cambiado un poco desde hace ya tiempo: antes era “Palabra de Dios”, ahora se ha sustituido por “Lo dice la Ciencia”.

No es preciso repetir que la Ciencia “pasa de nosotros” tres pueblos, pero eso, nuestros queridos ciudadanos tutelados lo ignoran, por eso la intoxicación tiene que estar muy próxima a los ambientes universitarios, para que el pego sea completo. Que la “Titulitos sea vuestra forma de vida”, anulad todo aquello que no sea académico y proclamaros “autodidactas”, no sea que descubran que sois “hombres de cartón”.

Hay que hacer una campaña de Acoso y Derribo a cuanto magufo asome la cabeza. Soy consciente que los hay endiabladamente buenos y difíciles de derribar. A la cabeza me viene el Señor Carballal, el cual ya se intentó captar con un “Premio” de la Fundracción Anormal – lía, pero reconozco que el estilo de ese chico está fuera de Serie. Por tal motivo, lo respeto y no me meto con él, porque es muy listo y sabe manejar muy bien la información. Recientemente he tenido la ocasión de presenciar cómo se defendía de un buen escuadrón de nuestros mejores intoxicadores pero no se ha podido hacer nada… (afortunadamente hay pocos como él)

Pero no os alarméis, queridos alumnos. Soy consciente que precisamente, todos llegamos a las riberas de nuestra “Isla de Saber Escéptica” de la mano de la mediocridad, pero alegraos con nuestra nueva estrategia, que es fácil y cómoda: Llenar todo Internet de calumnias a mogollón, contra todo magufo. Acusarles de ganar pasta, abusar de la buena fé, de timador, de zoquetes queda muy bien, en serio. El objetivo es, y no lo perdáis de vista, el derribar la imagen cuando se pueda, que cualquiera que busque por Internet vea miles de malas notas contra los intrépidos Investigadores… A por ellos! Así, nadie que tenga poca idea de éste mundillo, saldrá asqueado de todo, y también de los Punteros Investigadores.

Así que anular todas las iniciativas y realizar auténticas campañas de Desprestigio serán vuestras armas. Afortunadamente, los medios de comunicación tienen tendencias próximas a nuestra forma de pensar y tendremos la “caja de resonancia” precisa para propagar nuestra desinformación de manera eficaz y rápida.

¿Os acordáis del periodista Cabronilles? Antes no lo conocía nadie, pero salió en la tele con su actitud chulesca y arrogante y ahora es famoso!!! Es fantástico… claro, que creo que en éste preciso instante tiene serios problemas con la Justicia, pero vamos, que eso, obviarlo y que caiga en el silencio ¿Vale? Que no se hable de él hasta que solucionemos el tema…. A ver si los Promotores en la Sombra hacen algo.

Por último comentar un pequeño truco que también usa la “De la Prada”: Ella utiliza colores chillones para impresionar las mentes y los recuerdos… el ejemplo es la Ministra que salió en la tele con uno de sus estrafalarios modelos ¿no?, pues ahora, pensad, que nadie se acordará de su nombre, pero dentro de diez años, la gente recordará a esa persona por lo estrafalario. Y es que, lo estrafalario vende.

Así que, os exhorto a que hagáis las más pintorescas y disparatadas teorías, como nuestro querido amigo Ricardo, que se pasó un rato con las hipótesis de Misiles en Canarias, que no se las cree ni él, las Refinerías de Escombreras en Manises, la auténtica abominación infumable del buque cablero “Monarch” en el caso de Conil, la “ventrilocuia inconsciente de la Sirvienta Pascuala en Zaragoza´34” u otros disparates tan grandes llenos de variopintos colorines que al final de todo, es lo que el pueblo va a recordar por décadas, y claro, lo que recuerda, se termina aceptando.

Estudiad todos que al final os pongo un exámen.


Buenos días y hasta el próximo día.

Vicente Juan B. Olmedo
(Profesor de Intoxicación de medios)

susypoter dijo...

Richi........multiplicate por cero :P

Alberto F. Rodriguez dijo...

Querido Ricordo:

La variabilidad existencial entre la suma cuantitativa a la sumatoria relacional dividida por el cuadrado de tu racionalidad con la suma de tu intelecto para conocer tu inteligencia me da 0.

Tu como cientifico, podrias resolverme este problema?

La teoria de las cuerdas todavia no esta solucionada

PD = Palomo Jou me pregunta que te pregunte por si me sabes responder que alguien como filosofo que aun no ha acabado la carrera puede hablar en nombre de la ciencia.

PD PD = Susypoter pregunta que si los misiles hacen estacionarios.

PD PD PD = Estamos todos borrachos brindando por ti

Ricardo Campo Pérez dijo...

Así me gusta, soplapollas, que se note que mi artículo jode, pero mogollón, juaaaaa, juaaaaa, juaaaaa, ja, ja, ja, ja, ja, jo, jo, jo.

Ya os echaba de menos, je, je, je, je, ja, ja, ja, ja...

Venga, a seguir visitando mi blog con esos "argumentos" idiotas, payasetes, ja, ja, ja, ja, ja, me parto, me parto, juaaaaaa, juaaaaa, ja, ja, ja...

Ricardo Campo Pérez dijo...

Por cierto, que los alternativos a la cordura y afectos a la patraña de los misterios misteriosones (¡ay, qué miedito!) no se olviden de comprar este libro:

http://blogs.elcorreodigital.com/index.php/magonia/2007/05/04/los_caras_de_belmez

Juaaaaaaaa, juaaaaaaa, juaaaaaa, ja, ja, ja, ja, ja, ja, jo, jo, jo, jo, jo, jo, jo, ja, ja, ja, je, je, je, je, je...

leo dijo...

Ricardo:
Me parece interesante tu análisis. Yo concuerdo en que la neurobiología explica las vivencias en el ámbito de lo psicológico, no podría ser de otra manera y existen sufcientes evidencias de ellos. Sin embargo, ¿no te has planteado la posibilidad de que para los métodos con que actualmente cuenta la neurociencia, existan fenómenos que aun no son aprehensibles, y que eso sea lo que consideramos hoy como "esotérico"? No me cabe duda de que la conciencia responde al funcionamiento del cerebro, y no creo que reconocerlo le quite grandeza a este fenómeno, pero así también existen sin duda otros subproductos del funcionamiento cerebral cuyas bases anatómicas, funcionales y bioquímicas (por no mencionar las genéticas) aun desconocemos. La psicoterapia tiene efecto indudablemente, y éste tiene que ser mediado por cambios a nivel cerebral. No aceptar esas posibilidades es tener un pensamiento tan mágico como la gente que cree que los cristales hablan

Ricardo Campo Pérez dijo...

No, si yo no he negado que existan parcelas del funcionamiento del cerebro de las que aún se desconoce su fundamento fisiológico. El cerebro no es un reino perfectamente cartografiado, y en particular el lóbulo frontal parece ser un lugar donde se ponen en juego los elementos cognitivos y las creencias y emociones. Extirpando parte del lóbulo se puede provocar que una persona profundamente religiosa (de ir a misa todos los domingos) se transforme en un completo indiferente en esta materia, como explicó, de primera mano, José Barroso, uno de los profesores del curso interdisciplinar de la Universidad de La Laguna (http://webpages.ull.es/users/esceptic). ¿Dónde está Dios aquí?

El problema es que no sé a qué "fenómenos inaprehensibles" te refieres... ¿Por qué tienen que estar relacionados directamente con el funcionamiento de nuestro cerebro? ¿En qué medida lo que para algunos son "fenómenos inaprehensibles" para otros son relatos sociales basados en la ignorancia -por ahora- sobre el funcionamiento de nuestro cerebro? En cualquier caso, que existan fenómenos cuyas bases anatómicas, funcionales y bioquímicas aún desconocemos no quiere decir que éstas se hallen situadas en algún más allá, ni en una interfase que haya que introducir necesariamente para hacerles justicia, como si de una reactualización del dilema cartesiano se tratara (¿qué hay entre la mente y la materia para que la primera actúe en la segunda, si aquélla es radicalmente distinta de ésta?).

Tampoco niego que la psicoterapia funcione. De hecho, como primates que somos, somos sociales, y el contacto con otros de nuestra especie puede cumplir esa labor "psicoterapéutica". Lo que sí digo, repito y seguiré repitiendo es que en este campo de la psicoterapia pululan numerosos charlatanes y desahogados apoyados en literatura pseudocientífica de vaga inspiración psicoanalítica y más directamente jungiana. Así, tenemos a los que, con toda la desfachatez del mundo, "regresan" a vidas pasadas a sus cobayas humanas, los ponen en contacto con otras "esferas" y otras majaderías ocultistas que no pueden probar empíricamente (ni les interesa ni les es necesario para seguir llenándose sus bolsillos). Frente a éstos, nada mejor que la crítica y la divulgación de la auténtica investigación científica en el campo de la psicología y de la neurociencia cognitiva. Pero esto es complicado, no le dice a la gente lo que quiere oír, no la adula, no maneja las coordenadas emotivas dominantes en la pseudo-psicología de pacotilla que se presenta como terapéutica-arquetípico-rebirthing-holístico-maravillosista. Es todo un fenómeno en sí mismo, en el que probablemente estén actuando los mismos factores psicosociales -aparte de los ideológicos y culturales- que hacen que disparates tales como la homeopatía tengan éxito social.

leo dijo...

Ajá.
Por fenómenos inaprehensibles, me refiero, también, a lo que ocurre en algunas formas de terapias alternativas. Por ejemplo, la acupuntura se funda sobre un paradigma totalmente inaccesible al método científico...pero ¿y si la acupuntura tuviera resultado más bien porque tiene efectos sobre nuestro sistema nervioso? Con respecto a otras terapias, sabemos que el estrés y particularmente el maltrato hace puré el cerebro...¿por qué las emociones positivas (que podrían ser elicitadas por estas terapias, por la meditación, ¡por la risa!, etc.) van a ser consideradas menos neurobiológicamente activas?
Saludos

Anónimo dijo...

con que lo de la memoria del agua es una tonteria no? acabas de llamar tontos a los cientificos de la onu

Asigan dijo...

Lo siento, Olmedo volvió a escapar del frenopático "La Ínsula Heredada" con los documentos secretos de los intoxicadores que redactó junto al que se cree Napoleón.