jueves, julio 24, 2008

Pseudo-medicinas pseudo-alternativas

Las pseudo-medicinas pseudo-alternativas generan un volumen de negocio importante; tanto, que contrasta fuertemente con su inutilidad terapéutica. Pero esta contradicción no es relevante para los responsables del curso de verano de terapias no convencionales y salud que se está celebrando estos días en Punta de Hidalgo (La Laguna, Tenerife), que andan a la caza y captura de los nichos ecológicos que produce el buen rollo, la ligereza de cascos generalizada y la deficiente sanidad pública.

Lo peor de todo, supongo, es que en el folleto del curso que nos podemos encontrar por algunos bares laguneros figura el logotipo del Vicerrectorado de Relaciones Universidad y Sociedad de la Universidad de La Laguna. Ya podemos decir que en un curso avalado por la ULL se han impartido charlas en pro de la medicina ayurvédica, la homeopatía, la acupuntura bioenergética y la identificación por el iris. El programa incluye otros aspectos como las urgencias en pediatría (impartida por un médico homeópata), los aspectos legales de las medicinas no convencionales (impartida por un profesor de Derecho) y el botiquín familiar de homeopatía, charla cuyo contenido será el completo silencio (impartida por un farmacéutico de Boiron). Y todos bajo la tutela del director académico Pedro Luis Pérez de Paz, catedrático de la Facultad de Farmacia de la ULL. Además, hay un CLE para los alumnos, que espero, por su bien, que sea un CLE alopático.

¿Nadie echó de menos a Dragan Dabic, terapeuta de la "energía vital"?

Me permito hacer algunas propuestas para próximas ediciones del curso: ¿qué tal una sesión dedicada a la mesmerización de los pacientes, por ejemplo? También podríamos invitar al Fortea, excelso colaborador de ese peaso de programa sientifico y alternativo que es Cuarto milenio, para que nos haga una introducción a la des-demonización de endemoniados (hasta el tráfico de entidades del más allá cumple con la maximización de la entropía universal: me gustaría ver un día un 'endorcismo' practicado por alguno de estos magufos con alzacuellos) como complemento a la charla sobre el efecto del estrés físico-emocional en nuestra salud... ¿Por qué no algún seguidor de los escritos terapéuticos de Paracelso? O directamente, sin más rodeos, que se invite a un galenista ortodoxo (alguno quedará por ahí), que son todos alternativos al máximo, y con una adecuada publicidad seguro que encontramos pacientes deseosos de ser tratados de sus humores y principios vitales desequilibrados.

Los críticos, escépticos, gente de mente cerrada y otros comedores de niños crudos de Tenerife estamos preparando una versión de la carta que ya enviamos el año pasado a los medios, a ver qué pasa.

Parece probable que este curso se repita en próximos años, así que podemos prometer y prometemos que volveremos a quejarnos en los medios y donde haga falta por la aprobación académica de este acto y por su celebración, ya sea en Punta del Hidalgo, en la plaza de España de Santa Cruz de Tenerife o en el mismísimo barranco de Masca. Yo he oído decir que con la salud no se juega, ¿no?

5 comentarios:

Ahskar dijo...

Debería haber una asignatura obligatoria en toda carrera científica o técnica: "introducción al método científico"
A ver si así dejan de sacarse títulos gente que no entiende la diferencia entre superstición y métodos probados. Igual así se daban cuenta de que el escepticismo y empirismo no son unas extrañas enfermedades mentales, sino lo único que nos permite establecer una frontera sólida entre imaginación y realidad.

Animo con esos charlatanes.

Anónimo dijo...

Pues la verdad gordo gafotas, las cartas que han dirigido a estos organismos oficiales, bien te las puedes meter por el ojo del culo, por que a tenor d los resultados se ve, que se han pasado tus misivas y la de los cuatro pollabobas que la firman por el forro de los huevos. Ya te gustaria a ti celebrar actos de esta magnitud, como los cursos de veranos de Adeje, donde te "mamaste" 900€ jajajjajajajjaja, AJO Y AGUA GILIPOLLAS

Ricardo Campo Pérez dijo...

Hombre, mi chimpancé favorito aporreando el teclado, jo, jo, jo...

Anónimo dijo...

Me podría informar en que página web puedo comprar su libro "Bajo el Pernicioso signo de los astros"
Muchas gracias

Ricardo Campo Pérez dijo...

"Bajo el Pernicioso signo de los astros" no es un libro, sino un artículo periodístico que publiqué hace ya algunos años.

Aparece reproducido aquí:

http://digital.el-esceptico.org/leer.php?id=1675&autor=163&tema=1