miércoles, octubre 08, 2008

Agus, ¿estás ahí?...

Sintonicé hoy con Agustín de Hipona después de seguir un curso intensivo de channeling de CCC y me ha transmitido el siguiente mensaje:

Pero ahora estamos ante el empeoramiento más negro de la enfermedad insensata de los espíritus. Se empeñan en defender sus estúpidas ocurrencias como si fueran la razón y la verdad personificadas, y esto incluso después de razonar todos los argumentos que un hombre puede dar a otro hombre. No sé si es por una superlativa ceguera, que no deja vislumbrar ni lo más claro, o por la más obstinada testarudez, que les impide admitir lo que tienen delante. Lo cierto es que en la mayoría de los casos se hace imprescindible alargar la exposición de temas ya claros de por sí, como si hubiera que exponerlos no a quienes tienen ojos para verlos, sino como para que los puedan tocar con las manos quienes andan a tientas, medio ciegos.

[Agustín de Hipona
La ciudad de Dios
Libro II, capítulo I
].

No hay comentarios: